Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Octavia

La diáspora argentina

Cronista: Gentileza: Francisco Andres Anselmi | Fotos: Gentileza prensa

17 de Junio, 2012

La diáspora argentina

Directos desde Bolivia, el grupo presentó su último disco, Medular, del 2009.

El Teatro de Flores está lleno de bolivianos. En la barra, en la valla y en los baños. Están en todas partes. Algún que otro argentino que se intentaría colar en el pogo, pero nada más. La gran diáspora que reside en Argentina se unió el sábado para revivir dos décadas de uno de los grandes emblemas de la música boliviana. Señoras y señores, Octavia.   
 
El público es tranquilo. Respetuoso. No existen insultos ni tumultos. Tal vez sea por la poca cantidad de gente, pero uno tiende a pensar que es cultural. Que los argentinos son groseros, mal educados y prepotentes. Un segundo razonamiento: sí, así somos. Casi no se siente el humo a cigarrillo, a excepción de dos ovejas negras que hacen su esfuerzo por resaltar de los demás. Por supuesto, el alcohol afecta a los argentinos, a los bolivianos y a los vietnamitas por igual. 
 
Los Ojos de Clarence hacen las veces de teloneros. Un rock monótono con canciones aburridas y sin muchas variaciones. Lo que sea, pero sirve para entretener al grupo. “Eh, cúrame el frío”, grita alguien desde el palco. El grupo responde con otra humorada, y todos continúan contentos. Suenan a música vieja. A música de los ochenta. Parecido a César Banana Pueyrredón pero con formato semi rockero de banda. Y sin el penoso “Estás maravillosa hoy (…) ”.
 
Octavia sale bien arriba pasadas la 21:30. Entre una mezcla de sonidos norteños, con sicus y charango, y composiciones por momentos punk mientras que por otros a baladas de lo más convencionales,  El grupo se vale de sus 24 años de trayectoria para elegir lo mejor de su repertorio. De ahí, la sabía decisión de intercalar las canciones de tinte folclórico con otras de estructura foránea y música tradicional de sus tierras. 
 
En el momento en que flamea una bandera boliviana, se comprueba que la exaltación nacional no es sólo un fenómeno de la Argentina. El cantante Omar González enaltece su postura junto a la de su público. “Bolivia, Bolivia, Bolivia”, gritan a coro. La banda ejecuta una canción popular y característica de su país que todos conocen. 

"Muchas sasias", grita su frontman para que los agradecimientos se esparcieran por todas partes una vez terminado el show. 

 FOTOS: Colaboración especial Andrea Celis
TODAS LAS FOTOS