Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Bulldog

Este Bulldog no ladra, ruge...

Cronista: Gentileza: Jose Alberto Ferrentino | Fotos: Gentileza: Ro Diaz

13 de Septiembre, 2005

Este Bulldog no ladra, ruge...

En su primera cita, Bulldog, se hizo presente en “El Teatro” para grabar su disco en vivo. Invitados especiales y música punk, destacados de una noche a puro color

Nueve y cuarenta de la noche. Frente a los gritos de las fervientes admiradoras y los cantos al ritmo de “Los bulldog, los bulldog, vamos los bulldog, oh, vamos los bulldog... ” propuestos por los hombres, el grupo rosarino entre humo y luces blancas comenzó su show musical con el tema “volar, volar”. En consecuencia se vino el despliegue de una bandera, muy extensa por cierto, con los nombres de ellos, realizada por uno de sus seguidores.

El repertorio musical estuvo conformado- como lo habían anticipado en charla con “La bitácora”- por temas de todos sus discos, desde el primero hasta el último y seleccionando unos cuatro o cinco de cada uno de ellos.

La cantidad de invitados fue sorprendente, uno de los primeros que salió a escena fue Abel Mayer, baterista de Intoxicados, el cual interpretó el tema “RNR”. También se hicieron presentes “El Chino” y “Edu” de Cadena Perpetua (batero y bajista respectivamente).

Sin duda, los más ruidosos aplausos de la noche se los llevaron “Dudu” de Sin Ley- ex guitarrista y amigo del célebre blusero Pappo- quién tocó “Cementerio punk”. Promediando el recital, tocaron el tema “Vamos a buscar”, con la presencia de “Maykel”, guitarrista de Kapanga.

Un tema a destacar fue que la agrupación original de Bulldog se vio alterada en 16 de las 30 canciones tocadas, por la gran cantidad de personajes invitados.

Las letras de las canciones hacen referencia a ciertas historias vividas o cosas semejantes, así como también, temas de gran interés social y de alguna manera político. El estilo de música que hace la banda incita a realizar disturbios (pogos y todo lo que a estos respecta).

Así fue en el tema “El diablo”, un hombre con una estructura ósea importante (similar al gordo Caseros), cubierto íntegramente en tachas (parecía un puercoespín), comenzó a revolear trompadas, y las demás personas presentes allí, dejaron de estarlo (sabrán entender porque dejaron de estarlo). El climax musical llegó con la canción “Fatal destino”, su caballito de hierro, donde la gente cantó hasta quedarse sin aire y aplaudió con mucho énfasis. Seguramente y a título personal, este tema será incluido en su disco por la buena conexión entre la música y la gente.

Como no podía suceder de otra forma, dieron cierre al recital con “Noche para festejar” y también para agradecer. Y para festejar, y para brindar. En fin, muchos motivos entrelazados que desglosan y forman su tan ansiado disco en vivo.

El recital tuvo picos de audacia y astucia por parte de la banda ya que tuvo que lidiar con el poco público que se encontraba allí. Quizás previsible, ya que el día sábado, en la segunda fecha propuesta por el grupo, “El Teatro estuvo lleno”. Es por eso que la primera fecha constó con tan poca gente y es para recalcar que esa gente es la que sigue a Bulldog a todos lados.

En líneas generales, estuvo muy bueno ya que ofrecieron mucha dedicación y un grupo de invitados que aportó lo mejor de sí para obtener los mejores resultados (resultados que darán el buen fruto de este recital). Bulldog es el fruto del trabajo y la dedicación que ofrecen sus integrantes, quienes hacen las cosas a pulmón y de la mejor manera posible. Al menos, eso demuestran cuando salen a escena.
TODAS LAS FOTOS