Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

NOFX

Lobos con sangre punk

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Barbara Sardi

05 de Julio, 2012

Lobos con sangre punk

Los NOFX volvieron al país por cuarta vez y a pesar del mal recuerdo que tenían de Buenos Aires, dieron uno de esos shows que los seguidores no se olvidarán en años y difícilmente puedan superar en una próxima visita.

¿Una banda convencional con 29 años de carrera puede poner un telón negro y un cartel amarillo de un metro de largo por 40 centímetros de ancho con su logo en un gira por varios países? En el caso de NOFX sí, porque no necesitan más presentación que anunciar que tocan ellos.

Los californianos salieron a escena con palabras en español: "buenas noches cabrones", y se pusieron a hablar e insultar con un público que deliraba, sin siquiera escuchar los acordes de "60%", "We Called It America" o "Murder the Government". La banda decía que tenia frío y que había que moverse, y la gente respondía descontrolada: saltaban, bailaban, corrían, y cantaban como locos con los clásicos como  "I‘m Telling Tim", "It‘s My Job to Keep Punk Rock Elite", "All His Suits Are Torn" o "There‘s No Fun in Fundamentalism".   

Las rondas en un campo que estaba lleno se agigantaban, los seguridad se agolpaban de frente a las vallas y las personas seguían cayendo de frente al escenario. Los NOFX cambiaron su faceta punk rock y una trompeta y un punteo diferente tiñeron de reggae jamaiquino al Malvinas Argentinas con "Eat the Meek", pero rápidamente volvieron al rock y el descontrol, generado por "Fuck The Kids", "Linoleum", "Mattersville" y "Seeing Double At The Triple Rock".

Nadie podía parar de disfrutar el show, la banda seguía hablando con el público, antes que llegara el primer cover, "¿What Now Herb?" de Gilbert Becaud; minutos después llegaban "Bob" y "Cokie the Clown", la canción que titula el EP del año 2009. Los covers volvieron a sonar con "Radio" de Rancid, "Blasphemy (The Victimless Crime)" y "Les Champs Elysées" de Joe Dassin, a puro ritmo y sin perder nunca la esencia punk.

NOFX no parece tener casi 30 años de carrera, porque la banda está muy entera, muy juvenil, parece que se reinventan sin perder la esencia, algo que los rockeros no siempre pueden lograr. Antes de irse para volver y re-volver, hicieron "I Believe in Goddess", "Stickin‘ in My Eye", "Scavenger Type", "Louise" y el reggae "Reeko".  

Los bises imponían mucho movimiento, tanto arriba, como abajo del escenario, el frío ya no se sentía, (igual, es mentira eso que es psicológico) y temas como "Backstage Passport", "Franco Un-American", "Quart in Session" y "The Moron Brothers", hacían de las suyas.

"A Good Night" de Black Eyed Peas  sonaba como una jodita de parte de la banda para incentivar a sus seguidores y volver al ritmo punk con "Bottles To The Ground", "The Brews", "Wanna Be an Alcoholic" y "Fuck the Kids I". Como esos bises no bastaban, y a pesar de que la banda había saludado como para volver dentro de tres años, tocaron diez minutos más, sólo porque los desaforados del público lo impusieron al no moverse y agitar con sus cantitos.
   
"Six Pack Girls" fue la primera, con el agravante que la tocaron con las luces prendidas, como si el iluminador tuviera los dedos duros por el frío. Ya con luces bajas llegó "The Quitter", "Dinosaurs Will Die" y la infaltable "Leave It Alone", la que puso el broche de oro musical al show de los californianos en la Argentina.

Con el estadio lleno a pesar del frío, los NOFX hicieron vivir una fiesta a sus seguidores. Parece que el tiempo no pasa para la banda, porque mantiene un espiritud adolescente cuaníado ya pasaron los 45 años de edad y se los notó sobrios, cosa que no hab pasado en otras presentaciones en el país.
TODAS LAS FOTOS