Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Gondwana

Voy rodeando los recuerdos fingiendo estar alegre

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Jose Fuño

30 de Agosto, 2012

Voy rodeando los recuerdos fingiendo estar alegre

Gondwana pasó por el Gran Rex para festejar sus 25 años y presentar su último trabajo discográfico titulado Revolución. Lo hizo a lo grande, con invitados de lujo y con un Mc Jona afirmado como líder en voz.

Biemprano el Roots empezaba a calentar los motores en el Rex: Rondamon desde Mar Del Plata imponía reggae en vivo con "Tan distante", el mismo que grabaron con Néstor de Nonpalidece. La banda tenía poco más de media hora de show, por eso en el medley engancharon "Hay un lugar", "Como las olas" y "Stop polution" entre algunas de sus canciones más nuevas.

Telón cerrado, luces bajas, la banda en el escenario, luces apagadas, telón abierto, pequeña cronología antes que empiece la fiesta. Una base árabe bailada por Souling, la hija del bajista I-Locks Labeé, dio el puntapié a la noche; cuando todo estaba listo, la banda entró con toda la fuerza de "K-in", "Libros sagrados" y "Orgullosa mole", todas juntas en un medley.

La voz de MC Jona arrancó "Yo no quiero ir a la guerra", canción en la que sobresalieron los vientos, y que hizo levantar al público de sus butacas para seguir tres horas de show casi parado. En lo musical, la banda tenía algunos problemas de sonido tanto en el bajo como en el micrófono principal, que se solucionaron con el correr de las canciones; otro tema con el sonido es que estaba bajo y sólo alcanzaba un gran potencial cuando la banda apretaba el acelerador y rapeaba, o cuando se metía en el ritmo del ska.

La poesía caracteriza a Gondwana entre otras bandas, por eso la gente esperaba el set amor, que llegó con los acordes suaves y enamoradizos de las históricas "Quiero poder amarte" y "Verde amarillo y rojo". El primer invitado de la noche llegó con un clima musical impecable, y Matamba, le puso voz a "Tu y yo", enganchado con "Principio y fin" y "Volver a sentir".

Como era la presentación oficial en Buenos Aires de Revolución, la banda debía hacer temas de esta ultima placa. Así pasaron "Volviendo a mi hogar" y "El beso que me da una rosa", que Jona dedicó a la madre de I-Locks Labbé. Los vientos volvieron a tomar protagonismo, y con ellos la alegría a las butacas, con "reggae is coming", que ponía a todos a cantar y a bailar, algo que se prolongaba con la seguidilla de "Dulce amor", "Pienso en ti" y "Mi princesa". 

"No hace falta presentación, con ustedes el señor Guillermo Bonetto", anunció Jona y el cafre le puso voz a "Armonía de amor" y "Sentimiento original". Para seguir con los buenos momentos sonó "Ignorancia" y fue enganchado con "Changa langa" y  "Dime donde entre tú y yo". Otra sorpresa llegó de la mano de "Africa ruge" en versión roots, el tema dancehall popularizado por Fidel Nadal.

Gondwana sonaba a pleno, el bajo los sintetizadores y la armónica le daban un gran  comienzo a "Gracias Jah Jah". Matamba volvió para "Are you ready control", y luego de presentar a los músicos, llegó "Warning", por ende el set de denuncia, con el tema que titula el disco, "Revolución".

La banda salió del escenario y Jona volvió con una camiseta argentina con el 10 de Messi en la espalda, que le habían regalado desde el público un par de canciones antes. Con ella entonó "Nuestro sueños", "Smile souling" y  "Felicidad", clásicos entre los clásicos de Gondwana. 

El último invitado de la noche llego para empuñar una guitarra, y Tomás Pearsons, ex Los Cafres, acompañó en "Reflejos de luz", donde otra vez se volvieron a lucir los vientos. El telón se tenía que cerrar, y con todos los invitados de la noche sobre el escenario, Gondwana homenajeo  a Bob Marley con "Could you be loved", mostrando un estilo disco excelente y una potencia significativa comparada con los anteriores casi 40 temas de la noche.

Gondwana lleva 25 años de reggae, resistiendo, cantando al amor, a la libertad, a Jah, y cantó el cumpleaños feliz con su público argentino. Jona, el nuevo líder, tiene carisma, poder de palabra y fuerza de voluntad a la hora de cantar. Sólo le falta al público volver a acostumbrarse a una nueva voz, tarea difícil, pero que ya la superaron varios artistas.
TODAS LAS FOTOS