Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Maroon 5

Nunca voy a acabar de respirar su aire

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Anabella Reggiani

31 de Agosto, 2012

Nunca voy a acabar de respirar su aire

Tras cuatro años de espera, Maroon 5 volvió a hacer estragos en la Argentina y miles de fanáticas deliraron al ritmo pop-rock americano por excelencia.

La luna llena del viernes por la noche encontraba al Club Ferro Carril Oeste a pleno. Claramente no jugaba el Verde sino que los californianos de Maroon 5 presentaban Overexposed World Tour. Pocos minutos habían pasado de las 21, cuando las luces bajaron y los teléfonos empezaron a sonar, tanto o más que los gritos desaforados de la damas que anunciaban una noche eléctrica.

Los rings y la salida de la banda, todos de blanco, anunciaron la llegada de  "Payphone" con pogo incluido, y "Makes Me Wonder" motivaba a todo el público a seguir cantando, saltando y bailando. La electrónica llegó con "Lucky Strike" y tras ella el primer intercambio entre los músicos y los presentes.

Los teclados y la voz le dieron el comienzo a uno de los mejores temas de la noche, "Sunday Morning", en su versión original, con la particularidad de tener un coro de ángeles cantándola entera, respetando cada silencio y cambio de ritmo demostrando que las chicas sabían la letra.

El cantante Adam Levine agarró por primera vez la guitarra eléctrica para hacer "If I Never See Your Face Again", y pegada sonó "Wipe Your Eyes". Adam preguntó quién sabía hablar en inglés, a lo que Ferro respondió con una gran cantidad de manos arriba. El líder aprovechó esta charla para arrancar a capella con "Won‘t Go Home Without You", en la que todos sacaron sus cámaras para registrar una hermosa versión.

"Harder to Breathe" fue dedicado a los fans, un público más latinoamericano que argentino, ya que el campo era un popurri de nacionalidades, perceptible en los diferentes acentos. De repente los adolescentes sontieron algo raro, habia acordes que no festejaban, o no reconocían, mientras la guitarra y el bajo se complementaban a las teclas,  para que sonara un clásico de la música mundial: "The Bed‘s Too Big Without You" de The Police. El ritmo volvía a fluir con "One More Night" y con "Hands All Over", mientras Ferro seguía de fiesta.

En "Misery" presentaron a la banda, y cada integrante demostró lo suyo, algo que no hizo el líder, pero no por mucho tiempo, ya que en cada oportunidad hizo ver su talento para los cambios de ritmo, para los cortes y para la forma de mostrar su voz. También mostró sus habilidades como guitarrista en "This love", con un solo bien rockero.

Marron 5 es claramente una banda influida e influyente, el jamón del sandwich, y para marcar una de sus influencias, Adam Levine tomó la batería y el guitarrista James Valentine asumió la voz líder para hacer "Seven Nation Army", cover de The White Stripes, una fiesta aparte dentro del show. 

Ya en los bises la banda se puso romántica con guitarra acústica y "She Will Be Loved" como el hit añorado de la noche. Más covers con "Stereo Hearts" de Gym Class Heroes, "Don‘t You Want Me" de The Human League y "Sexy Back" de Justin Timberlake. Tras una hora y media de show, sólo quedaban dos canciones: "Daylight" y la más esperada por todos, "Moves Like Jagger", con juego permanente arriba del escenario, con cortes, con guitarras sonando bien rockeras y con todo lo que un hit en plena difusión significa para los fanáticos, terminando una cálida y esperada noche de música.

Marron 5 volvió a deleitar a los argentinos sin hacer mucho, con una austera lista, calidad en sonido y una buena puesta en escena. Hubiera sido una fiesta mayor en algún lugar cubierto y con una lista más extensa.
TODAS LAS FOTOS