Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Coal Chamber

Días oscuros

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

06 de Septiembre, 2012

Días oscuros

La banda liderada por Dez Fafara se reunió diez años después, visitó por primera vez Argentina y dio un contundente show en el Teatro de Flores.

En los 90, el sonido más pesado se movía bajo el pulso marcado por la ciudad de California. De allí surgieron bandas como Korn, Deftones, Static X y System of a Down  en lo que era la nueva ola del Nu Metal. Coal Chamber también es oriundo de Los Ángeles y por lo tanto, tampoco quedó exento de este nuevo movimiento. Pero después de conocer las mieles del éxito con su primer disco, las constantes peleas por el rumbo musical -y también arriba del escenario- terminaron en la separación. Casi diez años después, su cantante Dez Fafara quien había creado el grupo de groove metal Devildriver, decide resucitar el proyecto y encarar una gira por Australia y Sudamérica.

Coal Chamber se encuentra ante el desafío de lograr que su música no suene anacrónica y siga siendo fresca, actual, y para eso decide no especular y lanza su hit “Loco” para abrir el show. Meegs Rascón con su descendencia mitad china, mitad mexicana,  toma su guitarra afinada en el infierno y reproduce el riff entrecortado de “Big Truck” y la gente delira. Fafara es un gran frontman, sus trencitas en el pelo y sus ojos delineados, acompañados por el gran juego de luces rojas, logran una imagen diabólica y efectiva, mientras grita de forma gutural con su megáfono en “Rowboat”.

A la reencarnación de CC se suma Chela Rhea Harper – para tocar el bajo en esta banda, hay que ser mujer- que enfundada en un corset hace delirar a la platea masculina mientras reproduce “Something Told Me”. Fafara imita el “tic, tac” del reloj y todo explota con “Clock”. Mikey "Bug" con su particular forma de tocar, le pega a la batería con una fuerza desmedida durante “Not Living”, la viola de Rascón se calla, muere y Fafara aclara: “Esto es un show en vivo”. Todo resuelto, nuevo comienzo y abajo pit-mosh asegurado.

Suenan “I” y “Dark Days” del disco homónimo, ese con el cual los Coal Chamber intentaron distanciarse de las críticas recibidas por su parecido a Korn, logrando un sonido más oscuro con tendencia gótica, a cuentagotas. La variedad de sonidos que salen de la guitarra de Rascón procesados por los pedales, distraen a todos que no ven venir el golpe de “Oddity”, y pegado para el final suena la poderosa y pegadiza “Sway” con esa frase híper  directa: “El techo está en llamas, el techo está en llamas, no necesitamos agua, dejen el hijo de puta quemarse.”

Coal Chamber regresó después de una década de inactividad y demostró que su música sigue vigente. La banda tiene dos temas nuevos y aunque todavía no se habla de un próximo disco, lo importante para los fanáticos es que los días oscuros han vuelto…











TODAS LAS FOTOS