Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Linkin Park

Reivindicación con los tacones de punta

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Beto Landoni

05 de Octubre, 2012

Reivindicación con los tacones de punta

La banda californiana vino a presentar su último disco Living Things y tocó ante un GEBA repleto  
 

Los Linkin Park llevan una carrera meteórica ya desde sus comienzos. A tan solo  un año de la salida de su disco Hybrid Theory (2000) hicieron, sin descanso, 324 recitales en 365 días . De la oleada del Nu Metal, son una de las pocas bandas que se mantienen fieles el estilo, siempre con el rapeo de Mike Shinoda, las bases programadas y las guitarras con distorsión cercanas al metal. Aún así, su sonido ha ido mutando desde su primer disco más rockero hasta su último, Living Things, editado este año, un poco más pop y melódico.
 
El recuerdo de la única vez que la banda californiana había visitado la Argentina era un poco amargo. Aquel Vélez en el 2010 no era bien recordado por el sonido bajo, al punto que las voces del público tapaban las de los cantantes. Con nuevo disco conceptual bajo el brazo, esta era su oportunidad de reinvindicacion y realmente lo lograron con creces. GEBA estaba lleno por donde se lo mirara, quizás la aparición de un disco un poco más pop, con melodías que por momentos dejan arreglos bailables, fue lo que hizo que más gente aún se acerque a ver la banda. 
 
No habían arrancado todavía, pero se podía ver el escenario todo armado, cada puesto en su lugar, con una pirámide para que tanto el cantante Chester Bennington como el guitarrista Brad Delson pudieran subirse y andar de un lado al otro. También hay un lugar especifico en una tarima para  el ecléctico Shinoda, que se carga una buena parte de la banda entre la voz, la guitarra, los sintes, y el emblemático DJ Joe Hahn también tiene su lugar. Ahí mismo colgaron una bandera argentina que se mantuvo durante todo el recital.

Puntuales a las 21:30, salieron a escena y  arrancaron con "A Place For My Head" de su primer disco, siguieron con "Given Up" de Minutes To Midnight (2007), y con "New Divide" tuvieron que parar. Chester preguntó "¿Están preparados para esto?", y agregó:¨si alguien de ustedes se cae, lo tienen que levantar".
 
Siguieron adelante con "Victimized" y "Points of Authority", que terminó con el cantante a pleno, al grito de "You guys are fucking animals". El show fue certero, metieron un hit detrás del otro, y las canciones del último disco fueron tan festejadas como todas. "Lost in the Echo", "Burn It Down", "In My Remains" agitaron lo suficiente y quedó demostrado que su público argento se las sabe. 
 
 Para el final fueron dejando una oleada de nostalgia y power, una buena sorpresa fue combinar "Bleed It Out" con el clásico de clásicos "Sabotage" de los Beastie Boys. Cómo era de esperarse, tras un breve silencio, volvieron para "Faint" y "Lying From You" del disco Meteora (2003), y el gran final lo dieron con "Papercut" y la canción que los llevó al éxito, "One Step Closer".
 
Pasaron ya 12 años de aquel Hybrid Theory. Chester y Shinoda ya no cantan respecto de que si al final es lo mismo, y que no importa cuanto se esfuercen. Ahora quieren cambiar, ahora son seres vivos. 
 
 
TODAS LAS FOTOS