Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Ecos de Pink Floyd

Ecos Argentos

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Barbara Sardi

13 de Octubre, 2012

Ecos Argentos

La banda Ecos de Pink Floyd se presentó en el Samsung Studio para mantener su vigencia sobre el escenario y dejaron satisfechos a todos los que llenaron el lugar.

Tributos hay muchos y muy variados, pero un desafío importante es conformar uno dedicado a una de las bandas más emblemáticas de la historia del rock: Pink Floyd. 
 
Ecos de Pink Floyd tiene una buena trayectoria, si bien tocan juntos desde 1999, recién decidieron darle un marco formal a partir del 2005. La cita fue en el local de San Telmo, Samsung Estudio, y con un despliegue importante la banda se decidió a encarar las canciones mas conocidas de los Floyd.
 
Como primer golpe bajo, arrancaron con "Breathe", del disco Dark Side Of The Moon de 1973. La banda no escatima en recursos, y con tres guitarras sobre el escenario, tres coristas, teclados y músicos invitados, lleva adelante su show, en el que cada uno se siente cómodo desde el lugar en el que ejecuta su instrumento.
 
Durante la primera parte del concierto intercalaron clásicos con canciones que quizás para un público general pueden resultar poco conocidas, como "Astronomy domine" del primer disco de la banda, The Piper At The Gates Of Dawn (1967). También pasaron imágenes de la película The Wall en su canción más representativa, "Another brick in the wall pt. 2" y en también en la tercera parte. 

En los tributos son inevitables las comparaciones y difícilmente se cubran las espectivas, pero los Ecos saben tocar sobre el escenario con soltura, quizás  la trayectoria es lo que los muestra muy seguros. Luego de un corte de unos minutos, dejaron un buen plato fuerte con canciones como "Hey You". Luego llegó el turno de "The Great Gig In The Sky", aquella canción que le valió uno de los solos vocales más importantes de la historia de la música a la cantante Clare Torry; y lejos de achicarse, Casandra Toledo hace lo suyo sin dejar de conservar su estilo. 

El cierre lo dejaron, para ser redundantes, para "Echoes", canción que representa para ellos un antes y un después en la obra de Pink Floyd. La gente no se quería ir y aunque el setlist estaba completo, agregaron por pedido de la gente "Wish you where here". 
 
Una de las bandas tributo a Pink Floyd con mayor trayectoria demostró por qué lo siguen haciendo. Con una buena puesta en escena, el público se fue satisfecho.
 
TODAS LAS FOTOS