Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Dios Los Cria

Clase De Repaso

Cronista: Gentileza: Angie J. Bensignor | Fotos: Beto Landoni

22 de Septiembre, 2005

Clase De Repaso

Dios los Cría presentó el viernes en La Trastienda un show donde recorrió gran parte de su discografía. Imperdible



Puntual. Asombrosamente puntual. El show de Dios Los Cría en La Trastienda comenzó sólo media hora después de que dieran puerta a la hora prometida (o sea, treinta minutos pasada la medianoche). Así y todo, Pato (la voz cantante) ofreció sus disculpas “porque nos atrasamos” (¿?). Gente responsable.

El espectáculo, al que solamente podían asistir mayores de 18 años, estuvo organizado en una serie de etapas coincidentes con discos y épocas de la banda misma, cuyos principios datan de 1993. Un total de veinticuatro temas que se recorrieron en aproximadamente dos horas a pura nostalgia. Los que queríamos podíamos disfrutarlos sentados en unas mesas ubicadas en los laterales del salón, pero también podíamos optar por la clásica de recital: parados delante del escenario.

Me llamó la atención que en ningún momento (incluso los más agitados) la gente se amontone en la valla o salte a los empujones, no creo que se deba a la edad. Pienso que tiene que ver con la banda. En fin... Bananero fue el tema elegido para la apertura, seguido de 1,2,3 y Arderás. El sonido era excelente, limpio, prolijo (aunque, hay que decirlo, lamentablemente de la mitad para adelante ya casi no se va a entender lo que están cantando, y mucho menos se van a escuchar los coros) la cosa ya se estaba poniendo buena, cuando a alguien se le ocurre pedir Clorofila, la excusa perfecta para que Pato explique que esa noche iban a tratar de hacer un show diferente “con temas que hace mucho no tocamos”. De esa manera introduce Todavía No, al que seguirán Excepto, Ramón, Indio, entre otros.

El tiempo pasa y no pasa. Pasa porque evidentemente corren las agujas del reloj. Pero se queda en un retorno infinito hacia etapas previas en el crecimiento del grupo que en realidad nunca se fueron, que siempre están, ahí, presentes. Y se hace inevitable pensar que esta también es una etapa más, aunque sea uno de los mejores momentos de la banda. Como cuando los nominaron a los Premios Gardel por Blanco (2003), o cuando oficiaron de soporte a RHCP, Héroes del Silencio y The Cult, por no nombrar la innumerable lista de grupos con los que compartieron escenario.

Mediando la velada, el sonido se vuelve más potente, pesado. La gente se exalta y grita los temas mientras salta. Se suceden Mística, Quemar, Sólo lo mejor, Una vida y La bestia. En este repaso - organizado no tanto por discografía sino por climas que van y vienen de la calma a la euforia, de la melodía al acorde- todos encuentran su lugar. Desde los fanáticos de antaño a los nuevos seguidores, incluso, porqué no decirlo, satisface el paladar de los curiosos. Tema 20: La más dulce, y todavía falta para que termine. Por suerte nos regalan Hueso, Pasto, Estatuas, Vendaval y Mala suerte, no sea cosa que nos quedemos con las ganas de haber escuchado un poquito más.

Ellos se juntan. Salen a tocar y se compran al público con sus canciones y su simpatía. No llevan grandes multitudes, y sin embargo con este repaso carente de grandes pretensiones queda demostrado que valen también por su historia.
TODAS LAS FOTOS