Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Maquinaria Fest

Metal para todos y todas

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Jose Fuño

08 de Noviembre, 2012

Metal para todos y todas

El festival realizado por primera vez en Argentina, conformó un line up bien pesado con Slayer, Marilyn Manson, Mastodon y Stone Sour entre otros.

Los consumidores de heavy metal habían quedado huérfanos y recordando con nostalgia los históricos Monsters of Rock del pasado. Por eso celebraron la llegada del Maquinaria Fest, que con su menú basado en distintos géneros de la música pesada, convocó a más 11.000 personas al estadio de GEBA.

Los titanes del thrash

Slayer, por credenciales e historia, fue el encargado de encabezar el line up del primer día, el cuarteto que durante más de 30 años viene haciendo defensas de su título de “La banda más pesada del mundo”. No importa cuántos ni cómo lo intenten, quedan en el camino. Tom Araya (voz y bajo) Kerry King (guitarra) Dave Lombardo (batería) y Gary Holt (guitarra de Exodus que reemplaza a Jeff Hanemman, quien sigue recuperándose de la picadura de una araña) tiene una propuesta muy clara y sencilla: Thrash ultra violento que va derecho a tu frente.

Por eso preparan un setlist que es una topadora. “World Painted Blood” -con un gran juego de luces rojas- “Disciple” y “War Ensemble” para empezar. El pelado  King, con su barba de trenzas, suelta la furia con los riffs de los clásicos, “Seasons in the Abyss” y “Mandatory Suicide” – una canción que habla sobre ser libre” según Araya, que después lanzaría una pregunta retórica, “¿Quieren morir? ¿Quieren morir?” No hay respuesta, pero si hay una muerte sanguinaria seguro sería en manos de Slayer. Por suerte, después de “Dead Skin Mask” y “Raining Blood” y la rotunda performance de los integrantes de Big Four del thrash, no se registraron bajas.

El reverendo

Antes, Brian Hugh Warner más conocido como Marylin Manson vino a intentar mostrar que todavía sigue vigente. Pero Manson no es el mismo que tiempo años atrás copaba todos los medios, con sus escándalos, sus provocaciones y su imagen de Anticristo, acompañado por el éxito de su disco de 1996 Antichrist Superstar.

Pero aún así “El Reverendo” sigue teniendo esa presencia escénica -con todos sus clichés- que te obliga a seguirlo: usa maquillaje, recrea posiciones sexuales mientras repta por el escenario, se pone una máscara de gas, tiene un micrófono con forma de cuchillo, con una hoja gigante, se sube a su atril para simular un dictador y hasta se viste con la ropa papal.

La banda que lo acompaña cambió su formado a guitarra, bajo y batería, suena ajustada y potente, pero se extraña la presencia de los teclados, porque los samplers lanzados de consola no lograr el mismo efecto y lo alejan de su sonido industrial. Los puntos más altos del show de MM se dieron con los covers, “Personal Jesus” (Depeche Mode), "Sweet Dreams" (Eurythmics) y al final con “The Beautiful People”.

Espíritu combativo y el grito primal

Después de su glorioso retorno y tras girar por Latinoamérica, Malón volvió a tocar para el público argentino, repasando- con algunos problemas de sonido- sus dos discos y por supuesto los temas eternos de Hermética como “Masa anestesiada” y “De la esquina”.

Pero uno de los platos fuertes del Maquinaria era la presencia por primera vez de Mastodon. Los fans del heavy metal no son de creer en Dios y estos cuatro músicos estadounidenses le dan la razón, porque son un fiel exponente de la teoría de la evolución de Darwin. Barburdos y con pinta de hombres de Neanderthal versión 2012, llevan su música desde lo más primitivo (“Crystal Skull”) pasando por lo más técnico del metal progresivo (Quintessence) y por lo agresivo del Sludge Metal (Blood And Thunder) siempre combinando la densidad de los bajos del Stoner Metal. Una mezcla que los hace “inincasillables”. Casi con seguridad que Mastodon (después de sus 18 temas) se llevó nuevos seguidores de Argentina, confirmando que son el presente y el futuro dentro del género (no por nada Metallica los llevó de gira con ellos).

Sacándose la máscara

Bajo el intenso sol de GEBA, Stone Sour -el primer proyecto de Corey Taylor creó junto a el guitarrista James Root, ambos integrantes de Slipknot- logró crear dos climas bien intensos y diferentes. Primero con sus canciones más salvajes como “Gone Sovereign” y “Absolute Zero” y después en un set acústico un Corey más intimo, interpretando “Bother” con guiños a “Nutshell” de Alice in Chains y “Through Glass”.

Los hermanos sean unido decía el Martín Fierro, algo que los brasileros Max e Igor Cavalera con su grupo Cavalera Conspiracy, cumplieron al pie de la letra, uniéndose con la familia metalera (sus hijos subieron al escenario en “Black Ark”), repasando su discografía y con algunas perlitas de Sepultura ("Territory" y "Roots Bloody Roots") para ir calentando motores bien temprano en el primer día del festival.

El Maquinaria Fest juntó a varios exponentes del metal, revivió viejos tiempos bajo un gran concepto de dos escenarios contiguos, con el único defecto de que una sola pantalla acompañó el espectáculo.





TODAS LAS FOTOS