Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Pampa Yakuza

Festejos de una década

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Anabella Reggiani

16 de Noviembre, 2012

Festejos de una década

Pampa Yakuza se presentó el escenario de Groove para celebrar junto a su público sus primeros diez años de vida. A lo largo de una treintena de canciones, el grupo desató una fiesta, desplegando su amplio abanico de estilos musicales.
 

Una noche para el recuerdo. Tal vez éste sea el título que más se ajuste para describir el emotivo encuentro entre Pampa Yakuza y sus seguidores, con una excusa que anticipaba el aire de celebración que se respiraba en el lugar: el grupo invitaba a festejar su primera década. Y allí estuvieron todos, desde los fans de la primera época hasta los que se sumaron hace muy poco tiempo, colmando la capacidad de Groove, que se encontraba decorado para la ocasión: guirnaldas, globos, y un gigante “10” en la pantalla sobre el escenario.
 
 El grupo decidió comenzar la presentación con “Desde el umbral”, “Tirando” y “Sol de los pobres”. Desde el inicio la sección de vientos que integran Darío Varela (trombón) y Salvador Rodolfili (saxo alto, trompeta, acordeón) cumplen un papel protagónico que mantendrá a lo largo de la noche, arremetiendo desde la parte de atrás del escenario y llegando cerca del público para cobrar también protagonismo escénico. ¿Y qué decir de la dupla vocal que conforman Hernán Saravia (voz principal) y Federico “Yaku” Quiroga? Se mueven de una punta a otra, cantando, arengando al público y vinculándose intensamente con el resto de los músicos. Más allá de su interesante y acompasado desempeño vocal, manejan a la perfección el clima que requiere cada momento del show.

En su gran noche de festejo, Pampa Yakuza parece no querer dejar afuera ninguno de los estilos musicales que han abordado durante sus diez años de existencia, y uno a uno van desfilando para la alegría del público. La chacarera se hace presente de la mano “Paisano de adoquín” y su filoso riff de guitarra, cortesía de Luciano Katz; el reggae, con “Escoba nueva” y “Confiar”; el rock de guitarras crudas con “Arenas blancas”; los aires de candombe con “Serena” y “Cuidando el empate”, y la canción guitarrera, de estribillo pegadizo, con “Buscando sin esperar” y “Tres minitas”.
 
“Cuando arrancamos hace tantos años, queríamos reunir voluntades que tuvieran en claro que queríamos hacer canciones y disfrutar de componer. Uno tiene que hacer las cosas de corazón, y si llegan al corazón de la gente, pasa lo que estamos viviendo esta noche”. Casi como una declaración de principios, Hernán Saravia no deja de agradecer una y otra vez a los presentes. Como en todo festejo hay invitados sobre el escenario, y promediando el show los bersuiteros Oscar Righi (guitarra) y Pepe Céspedes (bajo), productores de su último disco Singularmente (2011), se suman acompañando en “Mediotización”.

Para el segmento final del show, la cumbia se apodera de Groove con “Que bien te va” y “Viejos fantasmas”. Pampa pone a bailar ska a sus fans con “Dejarse llevar” y “De vuelta”, y el polifuncional Luciano Katz arremete con su charango en “Brillante el sol”. En el momento de los bises, la canción “Juntos”, cuyo estribillo reza “Cada uno de nosotros vale y más vale todavía el que estemos juntos”, funciona como síntesis perfecta de una noche plena de música y emoción.
 
Lo repite Hernán Saravia y queda confirmado a lo largo del show: en Pampa Yakuza, lo que más importa son las canciones. El grupo se desliza con seguridad y muy buenos resultados a través de una amplísima gama de estilos, y los músicos se ajustan al rol que le exige cada uno de ellos. Pero ese tratamiento cuidadoso de la canción no le quita frescura a las composiciones del grupo, cuyas letras invitan tanto a reflexionar como a ser cantadas en un fogón o escritas en una bandera de estadio. Es difícil predecir el futuro, y al mismo tiempo hay cierto encanto en ello, pero la próxima década seguramente traerá más y más canciones de un grupo que crece musicalmente y en popularidad, y que parece no tener techo.

TxT: Augusto Fiamengo
 
 
TODAS LAS FOTOS