Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Carajo

Una obra en dos actos

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Jose Fuño

24 de Noviembre, 2012

Una obra en dos actos

La banda de metal se presentó en un doble show, el viernes 23 en Vorterix y el sábado 24 en El Teatro Flores, para cerrar el año a pura vida.

Si sos fana de Carajo seguramente fuiste a los dos shows. Si sos fana de Carajo seguro no te importó escuchar dos veces la misma lista de temas. Si  sos fana de Carajo tampoco te importó repetir los mismos rituales, levantar el puño en los mismos estribillos, alzar a una carajera en tus hombros al ritmo de “Acorazados”, putear con “Sacate la Mierda” o estremecerte con “Luna Nueva”. Porque básicamente eso fue la dupla de viernes y sábado: puro metal en dos actos similares, pero efectivos. Y si no sos fana, bueno, tenes que asumir que después de ver a Carajo en vivo, deberías replantearte tu fanatismo musical, o al menos, tener una epifanía metalera.
 
Ambas noches arrancaron con un cuarteto de puro poder, como los rayos láser de un super héroe, los acordes de “Joder”, “Libres” “El Error” y “Chico Granada” arrasaron con su sonido metalero y sus letras combativas, derribando a los presentes en una avalancha de pogo sin fin. Un detalle que no sucedió en ambos show: sólo si fuiste a Flores pudiste escuchar el clásico medley de Pantera. En Vorterix, recital que también podías escuchar en vivo, gracias al Livestream (¡aguante la internet!), el setlist fue un tema más corto. 
 
La lista fue clásica, un repaso por sus cuatro discos, con los matices esenciales de cualquier show: momentos bien arriba con temas como “Virus Anti-Amor”, “Hacerse cargo” y “Salvaje”. Las más conmovedoras como “El Mar de las Almas” “Triste” y “Fantasmas” y por supuestos las que no pueden faltar: “Pura Vida” y “El Vago”.
 
Carajo demostró una vez más porque son en este momento una de los mejores bandas de nuestro país. Suenan con la desprolijidad justa de un show en vivo y la precisión necesaria de una banda talentosa. Conjugan letras inteligentes en la era de la TV postmoderna de Tinellli, que invitan a la reflexión y proponen musicalmente en un género no tan fácil como es el metal. Son definitivamente una banda que se debe experimentar en vivo. 


Txt. Anabella Reggiani
TODAS LAS FOTOS