Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Zimbabwe

Zimbabwe Tercera Generación

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Alan Guex

06 de Diciembre, 2012

Zimbabwe Tercera Generación

A pesar de la lluvia y las inundaciones, La Zimbabwe presentó el jueves en Niceto su nuevo disco Cuestión de Tiempo, consolidando la tercera generación de la banda liderada por el “Chelo” Delgado.

El medley instrumental introductorio nos dice todo en tres minutos, y nos hace viajar a los ’90 sin escalas. Pedacitos de canciones que marcaron la adolescencia o la juventud de muchos. La Zimbabwe está en el escenario y arrancan la viejas perlas, ahora en formato canción, de la mano de “Chalalaire”, “Sangre caliente” y “Paseo nocturno”, tres temas de dos de los discos más emblemáticos de la banda, ADN (1997) y Cuestión de Honor (1994).

El agradecimiento será una constante durante toda la noche, a un público (escaso para la capacidad del lugar) que se bancó la lluvia y las inundaciones, y se acercó a vivir esta nueva etapa de la histórica banda de reggae que también festeja sus 25 años de vida. Más recuerdos nos hacen viajar hacia 1988, de la mano de “Natty dread” y “Si yo fuera jamaiquino”, y también hacia 2006, año en que el cantante volvió a las pistas pero con otro proyecto que se llamó María Mulata. De aquella agrupación quedó un disco registrado, Cuestión de Amor (2006), y en este repaso de su carrera no podían faltar un par de canciones de allí.

El primer invitado de la velada (de los tantos que se subirán) fue el Mono Morello, ex guitarrista de La Zimbabwe, que se sube para hacer “Seguir en la ruta” en versión más ralentizada y tranquila, y el temazo “Many rivers to cross” del legendario Jimmy Cliff, set que marcó el mejor momento musical de la noche.

“Bienvenidos a La Zimbabwe tercera generación”, saluda nuevamente el Chelo, y arranca entonces el set de nuevas piezas, del reciente Cuestión de Tiempo (2012), con el tema que da nombre al disco más “Época de flores”. Y entonces empezó la catarata de invitados, con Pety de Riddim a la cabeza, además de Gustavo Pilati, el baterista “Araña” Arricau, y las cantantes Anabella Orellano y Dulce Mota, las que se lucieron en “Tonto corazón” y “On fire” respectivamente. La presencia de los invitados sirvió un poco para amenizar la extensísima lista de temas que hizo que por momentos el show cayera en baches, especialmente durante este tramo donde sonaron todas las canciones nuevas, aun desconocidas para la mayoría de los presentes.

Quedaba el bloque final, con esos temas que esperaron todos durante más de dos horas. Y allí entonces volvió el Mono Morello, y empezaron a sonar los máximos hits: “La culpa”, “Verano del ’57” y “Loco de atar”. Y se cerró el telón, pero faltaba una, no podían irse sin tocarla. Aunque a la gente de Niceto mucho no le importaba y no volvía a abrirlo. Entonces empezó a sonar, se escuchaba, pero la mitad de la banda no se veía. No importaba, estaban todos cantando “Traición a la mexicana” y eso era lo que queríamos. De todas formas, en la mitad del tema los muchachos del lugar se apiadaron y volvieron a abrir el telón, para darle un cierre a todo color a esta nueva Zimbabwe.

Cuestión de Tiempo. Y vaya que fue mucho. Más de dos horas y media de show en Niceto, con nuevas y legendarias canciones de una banda que está en el recuerdo de muchos. Y ahora quiere estar en el presente, y en el futuro…

TODAS LAS FOTOS