Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Tim Ripper Owens

Don‘t talk to strangers

Cronista: Gentileza: Pablo Rios | Fotos: Anabella Reggiani

13 de Diciembre, 2012

Don‘t talk to strangers

Tim Ripper Owens, el ex vocalista de Judas Priest, Yngwie Malmsteen y Iced Earth, hizo estallar de metal el Roxy en un oscuro jueves cercano al fin de  año, y quizás también al fin del mundo. El estadounidense volvió a la Argentina en el marco del Latin American Tour 2012. Antes, Cruces Negras, banda tributo a Black Sabbath, había subido la temperatura de lugar.

En el escenario del Roxy sonaba Cruces Negras, quienes vivían esa noche de una manera muy especial, ya que grababan su primer DVD en vivo, además de telonear a una figura dentro del género, como es Ripper. La banda repasó desde el primer disco de Black Sabbath hasta el último, con canciones como "Children Of The Sea", "Paranoid" , "Atom & Evil" y "Iron Man" . 

Cuando le llegó su turno, Tim Ripper recorrió sus más de 20 años de carrera musical. Arrancó su set con "And you will die", lo que dejó al público al palo. "¿Cuál es mi nombre?" preguntó antes de "The Ripper", con  una banda que sonaba bien, era potente, y lo demostraba con canciones como "Bloodstained", "When the eagles cries" y "Scream machine". El metal también puede tener su lado sensible, por eso "Diamonds and rust " le daba a la noche un ritmo más lento, con menos guitarras y formato casi de balada. 

Desde la primer banda (Winter‘s Bane) en la que Ripper comenzó el camino musical a principios de los 90, llegaba "Hearts of a killer". La banda empezaba a tomar un protagonismo mayor con el solo de guitarra de "Victim of change", de los más destacados de la noche. Pero Ripper es un showman, y volvio a escena con "Don´t talk to strangers" donde el coro de acordes dejó en claro que él es la nafta de ese motor y que el público argentino no va a los shows a escuchar, sino que va a ser protagonista. 

Como si el 10 hubiera hecho un golazo de mediacancha, todo el Roxy gritaba "Ripper Ripper," mientras sonaba "The Mob Rules", himno de Black Sabbath. El público estalló al escuchar cada acorde y rápidamente se puso a disfrutar de esas canciones, como "Beyond the realms of death", "The human race" y "Hell is home". Antes de irse a los bises Ripper agradecía y sonó "Burn in hell" de su etapa de Judas Priest.

De cara al final del show quedaron "Starting Over", el clásico, eterno y eficaz "Heaven And Hell" de Sabbath, y para cerrar bien arriba con el pogo haciendo temblar el Roxy sonó" One On One" de Judas.

Tim Ripper Owens volvió al país a para mostrar de que está hecho y porque es un eslabón importante en la cadena del metal mundial. Más allá de ser el suplente en la mayoría de las bandas donde estuvo, demostró que está entero, que tiene una voz privilegiada y que mientras haya mundo, el metal va a estar ahí sonando.

TODAS LAS FOTOS