Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

No Te Va Gustar

Epopeya charrúa en Buenos Aires

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Anabella Reggiani

06 de Abril, 2013

Epopeya charrúa en Buenos Aires

No Te Va Gustar se presentó en Costanera Sur y confirmó su fenómeno de convocatoria en Argentina. El grupo uruguayo tocó ante 55 mil personas las canciones de su último trabajo, El calor del pleno invierno. Andrés Ciro, Fernando Ruiz Díaz y Chano, de Tan Biónica, fueron los invitados.
 

Pasadas las nueve y media de la noche en uno de esos sábados de abril en los que la llegada del otoño se hace sentir, y luego de la presentación del grupo Cuatro Pesos de Propina, la música incidental y la oscuridad anticipan la esperada aparición de No Te Va Gustar.

A través de amplias pantallas, se observa en forma intermitente el andar de los músicos rumbo al escenario: muy cerca uno del otro, concentrados, como preparándose para disputar su propio “Maracanazo”. Claro que no se trata de una final de la Copa del Mundo, y a diferencia de lo ocurrido en 1950 en Brasil, tienen al público completamente a su favor desde el comienzo. Pero hay una similitud con aquella gesta histórica de los uruguayos fuera de su tierra: se trata de una jornada de triunfo, extraordinaria, forjada a través de años esfuerzo y coherencia. Y por supuesto, en el caso de No Te Va Gustar, con sus canciones como principales protagonistas.

El grupo comienza a presentar los temas de su reciente disco de estudio, y suenan “Sin pena ni gloria”, “Destierro” y “Nada fue en vano”. Pero muy rápido la banda deja en claro que también será una noche para repasar sus grandes clásicos, y en forma intercalada ponen a cantar y saltar al público con “Te voy a llevar” y “Verte reír”. Visiblemente emocionado, el cantante y guitarrista Emiliano Brancciari saluda a las miles de personas enfrente suyo, aunque se toma un instante para recordar los comienzos de la banda en suelo argentino. “Muchísimas gracias por regalarnos esto. Para nosotros es increíble y lo estamos disfrutando. Gracias por el cariño de tantos años, de quienes nos vinieron a ver cuando éramos cincuenta. Ahora somos cincuenta mil, y estamos tan contentos como aquella primera vez”.

Con una calidad de sonido impecable, y la cuidada puesta en escena que siempre caracteriza a No Te Va Gustar, amplificada en esta ocasión por la magnitud de la convocatoria, la banda pasea a los espectadores por la mansedumbre de “Hasta nunca” y “Religión pagana”, la textura reggae de “El error” y la combinación de canción bailable/mensaje ambientalista de “Por el agua”: “Este es un tema que habla de cosas importantes. No de aquellas por las que nos peleamos todos los días: por ser de diferente equipo de fútbol, religión o partido político. Un montón de cosas que no son tan importantes como el agua”. En una semana de roces diplomáticos entre los gobiernos de Argentina y Uruguay, Brancciari y los suyos no se quedan en pequeñeces y apuntan a asuntos bien profundos, con su música como punta de lanza.

¿Qué decir de los invitados de la noche? Es previsible la presencia de Fernando Ruiz Díaz, líder de Catupecu Machu (“Le tenemos muchísimo cariño, nos tendríamos que haber conocido mucho antes”, afirma Brancciari), quien aporta su voz al tema “Mil días”. Pero los siguientes dos cantantes sorprenden al público al aparecer sobre el escenario sin ser anunciados: Chano, de Tan Biónica, se une a No Te Va Gustar en el clásico “Al vacío”, y el ex líder de Los Piojos, Andrés Ciro, le pone su clásico yeite de armónica a “Tan solo”, un homenaje uruguayo a la banda de Palomar, y acto seguido acompaña con su voz en “Tan lejos”. Las miles de personas que cubren el campo del predio de Costanera Sur festejan la hermandad musical rioplatense que se fortalece sobre el escenario.
 
Los músicos encaran el último tramo del show y le brindan a sus seguidores la oportunidad de cantar, bailar, aplaudir, a través de una catarata de clásicos: “Clara”, “No hay dolor”, “Cero a la izquierda” y “Fuera de control”. En diversos momentos del show la banda recuerda al tecladista Marcel Curuchet, quien falleció en julio de 2012, pero lo hace especialmente en los bises con “Te abracé en la noche”, tema del compositor uruguayo Fernando Cabrera, que los músicos cantan a capella mientras se proyectan imágenes de Curuchet en las pantallas. El final, como de costumbre, llega con “No era cierto”, y un estribillo que, a la vista de la multitud que disfruta en el cierre del show, termina por ser una confirmación para No Te Va Gustar: “Pensé que estaba solo, y no era cierto / Si tengo con quien quedarme a festejar”.
 
En el diccionario de la Real Academia Española, el término epopeya es asociado con “una acción grande y pública”, en la que “interviene lo maravilloso” y lo “glorioso” también se hace presente. Todos estos ingredientes, y muchos más, formaron parte de una noche histórica para No Te Va Gustar, en la que el grupo alcanzó el récord de público asistente a uno de sus shows. El amplísimo abanico de estilos musicales que la banda aborda con su impronta, su capacidad de hacer divertir y reflexionar al mismo tiempo, con letras existenciales que atraviesan a distintas generaciones, el modo en que se brinda a sus fans y la solidez de lo colectivo que al mismo tiempo potencia las capacidades de cada integrante pueden contarse como factores que explican su éxito por estas tierras. O tal vez, como ellos afirman en sus letras, “no siempre gana el que llega primero”, y por eso eligieron “el camino más largo”. Así alcanzaron el triunfo en una noche de otoño, y aún van por más.

TxT: Augusto Fiamengo 
TODAS LAS FOTOS