Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

El Zombie

La dicha en movimiento

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Alan Guex

26 de Mayo, 2013

La dicha en movimiento

La agrupación El Zombie se presentó en Roxy Live de Palermo. Con una propuesta musical basada en la mixtura de géneros y una energía desbordante sobre el escenario, la banda tocó las canciones de su disco Vinilo y homenajeó a Ray Charles, Sumo y Madness.

Dar comienzo a un show con la interpretación de “One step beyond” de la legendaria agrupación británica de ska Madness, es toda una declaración de principios, y al mismo tiempo significa poner alta la vara en cuanto a mantener la intensidad a lo largo de un concierto. Y El Zombie logrará esto último luego de aproximadamente una hora y media de puro cruce de estilos musicales, junto a una interesante propuesta visual.

Rápidamente se produce la aparición de Flor Gavirati, cantante principal del grupo, para poner toda su expresividad vocal e interpretativa al servicio de “Amor de 15” y “Abril”, temas pertenecientes a su disco Vinilo. La pantalla ubicada sobre el escenario pasa de las imágenes de videojuegos a la famosa serie animada de Betty Boop, mientras destacan los solos filosos de Guillermo Vega, guitarrista y segunda voz.

“Muy buenas noches, gracias a todos por venir. Es un placer estar acá nuevamente, con todos ustedes”, saluda Gavirati, y la banda toca “No name”, paseándose por el jazz y el reggae con gran fluidez. Ska, punk y rockabilly también condimentan la propuesta musical de El Zombie, y es imposible no recordar a Los Fabulosos Cadillacs de sus primeras épocas, hacia la segunda mitad de los ’80.

Promediando el show, parte del público ha convertido el espacio del Roxy Live en un salón de baile al que todos están invitados a sumarse. Los asistentes se hacen eco de la energía que transmite el grupo, quien interpreta en clave ska el clásico de Ray Charles “Unchain my heart”, en el que se destacan los solos de la poderosa sección de vientos que presenta El Zombie en esta ocasión, mientras se proyectan sobre la pantalla las imágenes del “Padre del Soul” junto a sus coristas.

Con “Circo”, un reggae con aires de protesta, llega el momento en que la banda muestra su costado más político, entremezclando imágenes del cacerolazo y la represión de diciembre de 2001 con las famosas frases del dictador Videla sobre los desaparecidos en la última dictadura militar. El clima de fiesta regresa rápidamente con “Ansiedad” y “Let´s make it”, para alcanzar uno de los picos de la noche con la versión de “White trash” de Sumo, con Gavirati a puro despliegue y las vientos descargando todo su fuerza.

Llega el momento de los bises, y el grupo le regala al público las últimas canciones para sacudirse: “Meaning of this” e “If you don´t”. Con la invitación a su próximo show en junio en el Teatro Vorterix, los asistentes pueden retirarse tranquilos, con la promesa de más música y energía. El Zombie no se detiene.
 
Con un concierto electrizante de punta a punta, El Zombie invitó a pasear al público por una interesante fusión de géneros, que se abordan con dosis equilibradas de soltura y emotividad. El oyente debe estar atento: cada canción puede incluir diversos estilos; pero al mismo tiempo es difícil no dejarse arrastrar a la pista por la pulsión del ritmo. Con una sólida base, sentidos solos de guitarra, el aporte imprescindible de teclados para los géneros que se interpretan, el color que aportan los vientos y el magnetismo vocal y escénico de su cantante, El Zombie se abre paso con una propuesta original entre tanta fórmula repetida en nuestro rock local. 

TxT: Augusto Fiamengo 
TODAS LAS FOTOS