Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Karamelo Santo

Karamelo Santo y su licuadora de ritmos

Cronista: Gentileza: Gaby Salomone | Fotos: Beto Landoni

05 de Octubre, 2005

Karamelo Santo y su licuadora de ritmos

Luego de dar unos 45 conciertos en Europa, el octecto formado por Goy, Lucas, Diego, Mariano, Piro, Martino, Pablo y Gody desembarcó en Palermo para brindar su fiesta

La fila de gente alcanzaba la esquina y más, pegaba la vuelta sobre Fitz Roy una hora del show. Las rastas pero no ellas solas asomaban entre la multitud, había gente de todos los palos y las edades. La convocatoria no sorprende, Karamelo Santo no tocaba en Capital Federal desde hacía un año.

El ingreso fue ordenado, y en un rato Niceto ya estaba abarrotado desde el piso hasta los balcones, todo indicaba que sería hervidero y así fue cuando los mendocinos hicieron pie en el escenario a las 22.10 y todo estalló al ritmo de “Fruta amarga” .

Los ocho mendocinos uniformados al estilo tanguero, vestían impecables trajes grises con sombreros fungie, una indumentaria que desde el principio perdió toda rigidez cuando Goy y los suyos desplegaron toda su dinámica circense en “Negro”, “Vivo en una isla”, “Santa María” , los primeros que sonaron de su última placa “Haciendo Bulla”.

Pero no todo fue fiesta y agite, el set contó con sus momentos emotivos y sus invitados. El trío Nimouco que participó con Karamelo Santo en la grabación especial del CD que se regaló junto con la entrada al show, también subió al escenario para interpretar “Angelito” , a capela y ellos solos con su percusión.

Tampoco faltó la cumbia “Nunca” donde Niceto entero comenzó a moverse para convertir el lugar en una gran bailanta, eso si, sin perder el estilo palermitano, con onda. El homenaje al muy querido por la banda Antonio Tormo, fallecido recientemente, vino de la mano de la tonada “Entre Mendoza y San Juan”. Y por si faltaban estilos, “La kulebra del amor” se desató con algunas parejas del público que se le animaron al escenario para bailar entre los músicos.

Se vino el simulacro de despedida, y protocolar abandono del escenario. Sin duda, no fue más que retroceder para tomár envión y despacharse con una seguidillas de bises, nada menos que un recorrido de casi diez canciones. Un extenso final para saltar sin parar donde sonaron desde “Tu Pa Mi”, “Guerrillero”, “Joven Argentino”, “Recuerdo tu futuro” hasta “Fruta Amarga”, el mismo tema con que abrieron, para darle así un cierre a ese circulo de maravillas que hace Karamelo Santo con su licuadora de estilos.
TODAS LAS FOTOS