Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Rock al Parque

Diversidad, metal y tradición

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

29 de Junio, 2013

Diversidad, metal y tradición

En el marco del Rock al Parque, 230.000 personas vibraron en el Parque Simón Bolívar festejando los 19 años del festival llevado a cabo en la capital colombiana.

En los comienzos de los 90, la juventud colombiana estaba ávida de un espacio donde poder expresar su rebeldía adolecente, y puntualmente, donde poder mostrar su disconformismo a través del rock and roll. Ahí es donde Mario Duarte – cantante de La Derecha- entra en escena, llevando esta inquietud hacia Bertha Quintero – Secretaria de Cultura- que junto a Julio Correal – Empresario y manager de Aterciopelados- comenzaron a darle forma a la primera entrega de Rock al Parque en 1994. El tiempo, se encargaría de convertirlo en el Festival gratuito más grande de Latinoamérica, y el tercero en el mundo.
 
Durante las diferentes ediciones, la esencia del RAP fue siempre la misma: Libertad de expresión bajo el lema “Diversidad, Respeto y Tolerancia”; seguridad rigurosa con cacheos excesivos; convivencia pacífica entre diferentes tribus urbanas, conciencia ecológica, y bandas colombianas (under y consagradas), coronadas con presencias internacionales: Overkill, Apocaliptyca, The Skatalites Suicidal Tendencies, Black Rebel Motorcycle Club, No Te Va Gustar, entre otros.
 
En la versión 2013, el día uno sirvió en su menú la comida favorita de los bogotanos, que no es la arepa con carne, sino el Heavy Metal... El crédito local lo puso Masacre (Medellín), con la brutalidad de su death metal, mientras en el escenario Bio, dos pesos pesados hacían su aparición: Havok (USA) apretaba las raíces fundacionales del thrash metal, mientras que Symphony X, ponía a disposición sus épicas, progresivas y complejas composiciones. Y si hablamos de comidas, Cannibal Corpse pueden no ser unos buenos comensales, pero para hacer Death, son los mejores, y por eso las 120.000 personas se fueron a sus casas, llenas de historias de morbosidad y putrefacción.  
 
En el día dos, el punk tomó por asalto el RAP con Peste Mutante X izando la bandera de la protesta y de la revolución (rebalsando la capacidad), y con Anti Nowhere League (U.K) como gran final del escenario Eco. Mientras, en las tablas del Plaza, Argentina presentaba uno de sus tres exponentes: Eruca Sativa. El país ya había dejado huellas en el RAP con presentaciones memorables de Fito Páez, Charly García, Luis Alberto Spinetta, Babasónicos y Divididos; y Eruca con su power trío feroz, y temas como "Magoo", "El Límite" y “Queloquepasa”, se compró a la gente que en parte cantaba sus temas (¡!), ganándose el mote de “Banda revelación”. Más tarde, el cóctel de funk, metal y hip hop de Living Colour puso bajo el ritmo de su beat a todo Bogotá.
 
El día tres lanzó a la cancha al segundo abanderado argentino, Jaque Reina, que con su propuesta terminó reclutando a un buen número de espectadores en el escenario Bio, los cuales se fueron cabeceando tras una buena dosis de altos decibeles. Los encargados de dar cierre al festival, fueron nuestros Illya Kuryaki and The Valderramas, que después de su reencarnación, y su último disco Chances, hicieron sentir su funk caliente, repasando clásicos como “Chaco”, “Latin Geisha”, “Coolo” y el archi-conocido “Abarajame”.
 
El Festival que ya fue declarado patrimonio nacional, y forma parte de la cultura, la historia y la identidad de Colombia, volvió a montar una fiesta gratuita y festejó la mancomunión de los fanáticos de los diferentes géneros; mientras ya preparan su cumpleaños número 20…


TXT: Leandro Ciaffone
TODAS LAS FOTOS