Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Babasonicos

Esto es sólo una fiesta popular

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Anabella Reggiani

06 de Julio, 2013

Esto es sólo una fiesta popular

La banda liderada por Adrián Dárgelos se tomó un respiro de la grabación de su nuevo disco Romantisísmico, y llenó el Malvinas Argentinas, regalando algunas perlas perdidas de su discografía.

Desde el lanzamiento de Jessico (2001), un disco hecho en un contexto de saqueos, hemorragia financiera y un país dominado por la crisis; la figura de los Babasónicos no ha parado de crecer. Siempre bajo una estética muy cuidada, los siguientes cuatros álbumes no hicieron más que agigantar su imagen, como resultado de su particular sonido, mezclando en cantidades justas, el rock, el pop y el dance.

En este "break" de la grabación de su nuevo disco (Romantisísmico), los Babas prepararon para el comienzo de su show, un ataque noventoso dirigido a los viejos fans y a aquellos que formaban parte de la Generación MTV: El bajo oscuro de "Montañas de agua", hace viajar a la mayoría de los presentes hacia su adolencencia, sumado a que, pegado, el setlist propone "D- Generación" y "Malón". Volvieron los 90.

Un Adrián Dárgelos vestido de jeque árabe con turbante, chaleco de cuero y un pantalón con flecos para hacer lo que mejor le sale, provocar, presenta un nuevo tema: "El baile de Odín",que está marcado por el pulso rockero del riff de Mariano Roger, con el multi-instrumentista Carca agregando unas sutiles guitarras con slide, mientras suena la línea a la que todos adherimos: "Necesito, después de ver, poder tocar".

Además del repaso por su etapa más alternativa, Babasónicos también se acuerda de visitar sus olvidadas y más recientes composiones, por eso la gente enloquece cuando suena la corta pero efectiva "Koyote". De Carolo -su último disco, de outtakes de la etapa de  Jessico- los Baba hacen debutar en los escenarios "Su caballo", para dar paso a otro viejo recuerdo, como es el pacto que proponen los de Lanús en "Estertor".

Por supuesto que hay tiempo, para que el grupo muestre sus dobles intenciones y sus propuestas indecentes, con "Y qué?" (Estoy mirando a tu novia), "Pijamas" (Te llamé para vernos, se me ocurren tantas cosas)  "Yegua" (Algunas noches soy fácil) y "Tormento" (Paguemos algo que todavía no rompimos) con esa melodía hipnótica que forman la percusión de Diego Rodríguez y los sintetizadores de Diego Tuñón.

Antes de interpretar "Putita" su segundo bis, Adrián agita al público sin pelos en la lengua: "Quiero más de ustedes, porque si ustedes piden otra y yo salgo a dársela, quiero que se partan por mí, que se doblen hasta el punto máximo, y sobre todo...que deliren". Las palabras del cantante surtieron efecto, porque en el último tema, "Los Calientes", los seguidores estaban ídem y cantaron euforizados.

Los Babasónicos continuán en el punto más alto de su carrera, siempre fieles a su estilo controversial y arrogante, que los llevó a este presente exitoso, y que seguro se verá reflejado en su próximo trabajo.
TODAS LAS FOTOS