Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Vudú

Embrujada Buenos Aires

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Beto Landoni

08 de Septiembre, 2013

Embrujada Buenos Aires

Desde Rosario, capital nacional de la buena música, Vudú desembarcó en La Trastienda y enfermó al lugar con mucho rock & roll. Crónica y fotos del show.

La noche estaba embrujada: por un lapso de tiempo la luna se interpuso entre la Tierra y Venus, casualmente, o no, la misma noche que Vudú se presentaba en Buenos Aires. Los rosarinos salieron a escena cerca de las 9 de la noche tras las presentación de Tenok, banda que se encargó de aclimatar la sala de San Telmo en un domingo que se prestaba con un clima pre-primaveral para pasar una gran velada de rock.

Entre zapadas y "Jam session" se fueron presentando Ike Parodi (voz), Willy Echarte (guitarra), Nahuel Antuña (bajo) y Mario Laurino (batería), ante un numeroso público que cosecharon en sus anteriores presentaciones en Buenos Aires, más los incondicionales seguidores que viajaron desde Santa Fe para acompañar a Vudú en este bienaventurado momento. "Capitán Decibel", "La buena medida" y "Supernova" fueron los primeros temas de una lista que recorrió los cuatro discos de la banda: Vudú (2003), Sueños eléctricos (2004), Picaseso (2006) y La corte de la mediocridad (2011).

Los fundamentos musicales del grupo rosarino son esos que argumentan que no se necesitan más de cuatro para tocar rock: precisión, velocidad, talento y pasión en el bajo de Nahuel Antuña; la guitarra de Willy Echarte, rabiosa e implacable cuando le daban unos centímetros de ventaja, entrelazandose con el bajo y la batería en la que se sentó Mario Laurino. Territorial y voladora sobre los sonidos, la voz de Ike Parodi saca chapa de ser de las mejores del condado, cautivante con su melodía y deslumbrante con sus registros. También supo calzarse la viola acústica cuando fue el momento de "Hijo de la calle", "El vuelo" o "Liberando giles".

Rosario es una ciudad donde los grandes músicos abundan. Los shows de Vudú en su ciudad natal suelen tener exquisitos invitados, y a La Trastienda se trajeron algunos amigos que engalanaron la función: el maestro Claudio Cardone compartió "Anda el pobre", "Nada se mueve" y varios segmentos más del show, y se destacó haciendo del teclado prácticamente una guitarra eléctrica que punteaba solos. Franco Capriari, un hombre que toca como pocos la armónica en nuestro país, se sumó en el blues anti-materialista "Vil metal", y la dama del rock Claudia Puyó calentó la noche de Buenos Aires cantando a dúo con Ike.

El repertorio de canciones se completó con "Los fantasmas", "Ella y él", "Vino blanco", una versión de "You really got me" de The Kinks, "El chacal" y "Kiosco y porrón", en un final vibrante a puro riff de guitarra y quemando los últimos cartuchos de bajo y batería, dejando todo en la cancha. Vudú viene rockeando hace 15 años la ciudad de Rosario, y la ilusión de intentarlo siempre hizo que los viajes a Buenos Aires se hicieran cada vez más frecuentes en los últimos años. Así llegaron a esta presentanción, que fue también retribución al esfuerzo de tanto andar en el camino.

Una banda que haga rock and roll es difícil encontrarla, pues los tiempos han cambiado. Vudú es una de ellas y lo confirmó en La Trastienda.
TODAS LAS FOTOS