Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

The Offspring

Fuck! Fuck! Fuck!

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Anabella Reggiani

08 de Septiembre, 2013

Fuck! Fuck! Fuck!

Una tarde de domingo soleada preparó a los fanáticos del punk rock para gozar de una noche de puro power de la mano de The Offspring en el Malvinas Argentinas. La banda volvió a Buenos Aires luego de su última visita en el año 2007, para hacer saltar y sudar a todos sus fans.

2 Minutos fue la banda soporte que se encargó de ir levantando la temperatura del ambiente, con sus pogos tan clásicos como sus temas. Poco a poco el estadio se fue llenando hasta que finalmente el show de los californianos dio comienzo apenas pasadas las 21.30. El público los recibió con el cántico típico Olé, olé, olé, olé / Offspring, Offspring y los primeros saltos se pudieron observar con "All I want" de su disco Ixnai on the hombre (1997), con el que dieron comienzo a una noche que anticipaba pura energía.  
 
El grupo integrado por Dexter Holland (voz y guitarra), Nodless (guitarra líder), Greg K (bajo) y Pete Parada (batería) siguió con "Come out and play", "Days go by", "Staring at the sun" hasta que "Kristy", con una intro acústica, dejó al campo en la penumbra, iluminado sólo por las pantallas de las cámaras y los celulares... la versión moderna de los encendedores de antaño. Seguido, se escuchó otro clásico, "Want you bad", del disco Conspiracy of one (2000).

Mucha gente se acercó al Malvinas, y algunos desde las plateas laterales se dejaban caer por la pared para pasar al campo y finalmente correr hacia al vallado. Mientras tanto, la banda seguía con su repertorio efectivo, Algunos clásicos se iban asomando, al tiempo que se escuchaban algunas frases de Noodles, con una idea fija -"fuckin hot", "fuckin sexy", "the punk is fuck"-, mientras se deslizaba con su guitarra hacia los costados del escenario. 

Las canciones seguían pegaditas, no había descanso para el punk pero sí para las palabras de Dexter, cuando logró captar la total atención y ovación del publico al esucharlo tocar en su guitarra la citada melodía del Olé, Olé, Olé, Olé. Este pequeño agradecimiento dio comienzo a un clásico que todos conocemos y no podemos dejar de saltar y cantarlo, "Pretty fly (for a white guy)", del famoso disco Americana (1998). Pese al calor sofocante, los seguidores argentinos agitaron de principio a fin demostrando que el cariño por los californianos sigue intacto.

El Malvinas se prestó para que todo salga perfecto: es un lugar que se ve bien de todos lados y además tuvo una puesta en escena limpia, simple, con una iluminación bien cargada de colores que acompañaron muy bien a las canciones. Junto con un sonido claro, hicieron que el publico disfrute de un tremendo show y de una lista de temas bastante movidita y a puro punk, como The Offspring sabe hacer.

TxT: Andrea Celis 
TODAS LAS FOTOS