Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Inmigrantes

Un equipaje lleno de música

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Barbara Sardi

10 de Octubre, 2013

Un equipaje lleno de música

Inmigrantes presentó en el Roxy Live las canciones de su nuevo EP, titulado Surplus. La banda de los hermanos Pablo Silberberg y Carlos Silberberg ofreció un show fresco y contundente, en el que también interpretó varias de las canciones de su primer disco, Turistas en el paraíso.

Detrás de los músicos, en la pantalla que se encuentra ubicada al centro del escenario, una gran mano y el ojo bien abierto en su palma, que conforman la portada del nuevo EP de Inmigrantes, parecen preparar al público para lo que está por venir: la presentación de las nuevas canciones de los hermanos Silberberg en Buenos Aires, en este caso en el Roxy Live. Es por eso que no sorprende que su show comience con “Vaca Pop”, el tema que da inicio a su último trabajo, con Carlos en la voz. Rápidamente llegan los temas de su primer disco, Turistas en el paraíso, del año 2007: una versión rockera de “Nuevo trip”, más lenta y espesa que la original, y “Babilonia”, con sutiles interpretaciones de guitarra slide a cargo de Pablo, la otra mitad de Inmigrantes.
 
El escenario se tiñe de rojo y violeta, y la banda propone al público subirse al ritmo vertiginoso de “La fábrica”, otro de los temas que integran Surplus, con otra gran ejecución de Pablo en guitarra slide. De inmediato Inmigrantes decide desmarcarse, y da rienda suelta a su veta acústica con tres joyas de su primer disco: “Turistas”, “Voy muriendo” y “Preciados”. Con Carlos en guitarra acústica alternándose en la voz principal con Pablo, y la sólida base que conforman Ricardo Berea en bajo y Javier Martínez en batería, más la reciente incorporación de Ricardo Blumenkranz en teclados, el grupo invita simplemente a dejarse llevar por composiciones cuidadas e interpretadas con frescura, que el público sigue con atención.

En “Una chica de ayer”, Pablo y Carlos realizan una versión despojada, sin el resto de los músicos sobre el escenario. Son ellos dos y sus guitarras en plan de jazz que de pronto mutan a un estribillo propicio para el fogón, mientras sus voces se funden y los asistentes acompañan con sus palmas. La oscuridad se hace presente de la mano de “La Farmacia”, con Pablo en la voz, y cierta densidad y cambios de ritmo que se emparentan con el legendario The Police de Sting y compañía.

Luego del tema “Supermercado”, no editado en ninguno de sus trabajos, Inmigrantes encara el tramo final del show a puro rock con “Golpe de suerte” y el último tema de su EP, “Transmisión”, una crónica que mezcla ficción y realidad al compás de los medios masivos y sus noticias, con un gran trabajo de guitarras. Pero queda tiempo para la belleza etérea de “El alma se llenó de luz”, una hermosa balada a la que Carlos pone su voz, acompañada por la proyección en la pantalla de diversas imágenes de la luna. El final llega con “Graffiti”, el tema que abre Turistas en el paraíso. Con su riff machacador y el estribillo que reza “Me siento mucho mejor / Sabiendo que mañana es hoy” es el final adecuado para una banda que construye su futuro desde el presente, sin prisa pero sin pausa.
 
Quien crea que puede encasillar con facilidad a Inmigrantes, es bueno saberlo, pierde su tiempo: en época de etiquetas para todo y definiciones apresuradas, la banda de los hermanos Silberberg no cae en lugares comunes ni en la arenga tribunera con su público. En el escenario sus palabras son las justas y necesarias; todo lo dicen a través de su música, mediante la cual intenta construir incansablemente una identidad propia dentro del universo del pop y el rock. Con una base que pareciera conocer a la perfección de qué se trata su búsqueda, y el impecable sonido del Roxy Live, Pablo y Carlos compartieron con el público sus composiciones de alto vuelo. En definitiva, se trata de esos grupos a los que hay que prestar la debida atención para poder apreciar la profundidad de su música. Quienes no tengan tiempo para adentrarse en su propuesta o sean presa de los prejuicios, abstenerse.

Txt:Augusto Fiamengo 
TODAS LAS FOTOS