Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

1 segundo es demasiado

Hasta que el corazón diga basta

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Jose Fuño

26 de Octubre, 2013

Hasta que el corazón diga basta

1 Segundo es Demasiado cumplió 15 años y lo festejó a todo trapo en el Teatro de Flores.

La previa arrancó temprano y fue de la mano de Cosa e´ Mandinga, una murga que entretuvo a los segunderos que entraban de a poco. A las 21, el teatro estaba casi colmado y los cánticos eran cada vez más efusivos. Cuando sonaron los primeros acordes de “Demente Carnaval” (tema que abrió el repaso por el disco del mismo nombre, editado en 2005), volaron globos y papel picado de un público que ya se mostraba impaciente.

“No teníamos ni la más puta idea de que íbamos a hacer esto. Este triunfo es de ustedes”, soltó el cantante Gustavo Garelli, quien no se cansó de agradecer toda la noche a su gente, la que aguanta a la banda desde hace tantos años. Cuando tocaron “Sin Milagro”, tema que pertenece a Inevitable Adicción (2007), el clima se tornó un poco más serio y Garelli hizo alusión a los sobrevivientes de la tragedia de Cromañón.

Luego de un par de canciones y de superar un problema técnico, el tema volvió a ser eco cuando se escuchó la voz de Elio Delgado, ex guitarrista de Callejeros, quien se encuentra detenido en el Penal de Ezeiza. En una corta comunicación, Elio agradeció a los fans por el apoyo que les brindan a él y a los otros músicos detenidos.

La fiesta tenía que continuar y con “Tan así” y “Corriendo la voz”, del último disco Aguantando el Peso, le volvieron a dar un empujón a la noche. Luego siguieron con el corte “Ángel Endemoniado”, tema que hace poco estrenó video. Con “Los Culpables” y “Así nomas”, parecía que el show había terminado, pero la banda jugó sus últimas fichas con “Inevitable Adicción”; y las caras de felicidad y emoción se vieron reflejadas tanto arriba como abajo del escenario.

1 Segundo es Demasiado cumplió 15 años, y eso no sólo se ve reflejado en su música, sino que también son 15 años de autogestión, de barrio, humildad y fidelidad de su público. Eso quedó demostrado en este recital del que seguramente no se van a olvidar por un largo tiempo.

TxT: Fernanda Miguel 
TODAS LAS FOTOS