Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Aramberri - Benegas

Ellos ponen la música

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Anabella Reggiani

25 de Octubre, 2013

Ellos ponen la música

En una noche única, Hernán Aramberri y Gaspar Benegas se presentaron por primera vez en un Niceto Club colmado de público ricotero.

Un boliche repleto y coreando "vamos lo redooo" simplificaba la pregunta de por qué la gente estaba ahí. Hernán Aramberri es baterista y director musical y Gaspar Benegas uno de los guitarristas de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, la banda que viene acompañando al Indio Solari en su etapa solista. La presentación mezcló algunos temas de Los Redondos y el Indio en formato instrumental con producciones propias, e invitados como Sergio Dawi, Pablo Sbaraglia, Sergio Colombo, Valentina Cooke y Santiago Aysine, entre otros.

Aramberri y Benegas aparecieron sobre el escenario y sin mucho preámbulo comenzaron con "No es Dios todo lo que reluce" y el público no dejó huecos cantando la melodía sobre la música que ellos dos saben hacer. "Torito es muerto" y "Bebamos de las copas lindas" completaron la primer tríada, fundamentalista e instrumental, hasta que subió Pablo Sbaraglia para cantar "Réquiem". 

Pasaron "Pabellón séptimo (relato de Horacio)" y "Martinis y tafiroles", hasta que Santi Aysine de Salta la Banca subió para ponerle voz a "Nosotros". Para "En el borde" el escenario quedó chico, con Juan Rey de Besadores, Sergio Dawi y Sergio Colombo, y luego el público estalló con "Vino Mariani", acompañando cada línea de la canción.  

En "Amor y miedo" subió la primera mujer de la noche, Valentina Cooke, en un chaleco blanco, y se quedó para luego para rapear un poco junto a Germán "Pecho" Anzoategui de Las Manos de Filippi en "Metete conmigo". Pecho cerró con un mensaje electoral ("el domingo la salida es por la izquierda"), y Aramberri se levantó de su podio de platos y agradeció: "nos convencieron para estar acá y está buenísimo, de corazón". La despedida fue con "El templo de Momo", "Yo caníbal" y "Flight 956", en la que se vio recortado aquello que llaman el pogo más grande del mundo.
 
Agradecimientos miles y la oportunidad de ver de cerca a los músicos que vemos ahí chiquititos en grandes estadios. El dúo brindo una noche excepcional que dejó a todos con ganas de que se repita.
TODAS LAS FOTOS