Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cuatro Pesos de Propina

Somos nosotros

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Gentileza: Andrea Celis

12 de Octubre, 2013

Somos nosotros

Cobertura especial del show de Cuatro Pesos de Propina en el Teatro de Verano, presentando su último trabajo.

El #12O llegó y por fin los Cuatro Pesos de Propina se presentaron en el mítico Teatro de Verano; allí, donde los carnavales son una fiesta y cada verano murgas como Falta y Resto y Agarrate Catalina, te hacen bailar hasta dejar la lengua afuera. Los gurises, integrados por Diego Rossberg (voz principal) Gastón Puentes (guitarra y coros) Rodrigo Calzada (bajo y coros) Rodrigo Baleato (saxo y coros) Miguel Leal (trompeta y coros) Gastón Pepe (percu y voz) Joaquín Baranzano (teclados) y Diego Casas (batería) presentaron de manera oficial Surcando, su tercer disco. Luego de la exitosa presentación en Buenos Aires en mayo de este año, no dudaron en acumular expectativas para el esperado 12 de Octubre en su Uruguay querido.

El inicio estaba anunciado para las 20:30, y desde temprano se podían observar micros y micros trayendo gente desde diferente puntos del país, especialmente Valizas. El predio se iba llenando de a poco, y para hacer más amena la espera, DJ Superchango fue el encargado de musicalizar la previa, con un punch y un toque de esas cumbias raras que te iban poniendo en clima al compás de la música.
 
Como banda soporte estuvo Milongas Extremas, y con sus cuatro guitarras calentó el lugar. El grupo repasó su disco homónimo editado en 2012, y un invitado especial fue Gastón Puentes, ex guitarrista del cuarteto, en "Ama, ama y ensancha el alma", versión de los españoles Extremoduro en plan milonguero, que fue alegremente cantada por el coro del público.
 
Pasadas las 21:40 hs, el frío ya no se sentía: algunos lo encaraban con cerveza y otros con su mate, infaltable para los uruguayos. Sí, ahí podés ingresar con tu matera sin que te hagan historia. El Teatro de Verano es muy cómodo, se ve bien de todos lados y el escenario es bastante amplio y alto. La espera terminó y la banda arrancó con "No hay tiempo", seguida por "Mezcla" y "Pirata".

Con toda la fuerza, los músicos no paraban de hacer bailar a la gente. La lista de temas fue bastante variadita, principalmente tocaron Surcando, pero repasaron canciones de Se está complicando (2006) y Juan (2010). Uno de los temas más destacados "Mi revolución", muy sentido y cantado por todos, siempre en un clima muy familiar y divertido. Se notó mucha producción para la fecha, con un sonido bien potente que hacía saltar hasta a la gente de la rambla, una iluminación muy colorida y las visuales a cargo de Sonidero Mandinga que acompañaban muy bien las canciones en las tres pantallas que había en escena.

Un gran invitado que se sumó a este toque fue Tato Bolognini, anterior baterista, en "Hoy sopa hoy" (de Jorge Lazaroff), y como solía hacerlo, volvió a meter su solo de flauta alternado con batería. Se los veía muy contentos a los pesos y al percibirlo, la gente la pasaba de maravillas. Otro momento muy importante para la banda fue compartir escenario con un compañero de la vida, Martin Morón de Abuela Coca, con quien tocaron "Como que no", de El Príncipe, uno de esos temas muy queridos para recordar.
 
Podemos decir que "Glu glu" es un clásico en los toques, en el que Diego siempre te sorprende con algo nuevo y te hace sentir parte de la movida. Esta vez, subió hasta lo más alto de la tribuna del teatro, acompañado por una luz blanca, y cantó entre la gente.
 
Algo característico de la banda es la variedad en cuanto a estilos e instrumentos musicales, cada uno ocupa un lugar importante y saben demostrarlo. Eso claramente se notó en el momento que Pepe y Calzada rapearon "Balacera", y metieron un mezcladito de "King of bongo" de Manu Chao, mientras DJ Superchango estaba en el scratch. Fue difícil, pero se lucieron, si bien estamos acostumbrados a la energía de Pepe en temas como "Navegante", Calzada también hizo lo suyo y bastante bien.

El final del toque se hizo presente con "Basta", muy explosivo y ellos muy agradecidos. Los bises fueron dedicados para todos, especialmente para aquellos que siempre le gritan a Diego para que se ponga el short rojo, y así fue: se puso el short y cerraron oficialmente el show ya pasada la medianoche, con "Planta" y "Llegó la hora", donde bajaron a tocar entre el público iniciando una caravana polenta al estilo Cuatro Pesos.
 
La verdad de la milanesa es que tantos meses se esfuerzo y de ensayos valieron la pena para este nuevo paso de Cuatro Pesos de Propina. Con entradas agotadas, el grupo dio un gran show ante unas cuatro mil personas en la presentación de Surcando.

TxT: Andrea Celis 
TODAS LAS FOTOS