Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Parapipou

Morir tocando ska

Cronista: Gentileza prensa | Fotos: Gentileza: Prensa

31 de Octubre, 2013

Morir tocando ska

Los Pararpipou siguen presentando Arma de construcción masiva, el segundo álbum de su carrera. En esta ocasión, tocaron el jueves por la noche en Makena.

La fiesta se trasladó al rock. El jueves por la noche marca el inicio del fin de semana, excusa perfecta para salir con amigos a pasarla bien. El barrio porteño de Palermo suele ser el lugar elegido por muchos debido a su amplia oferta de posibilidades y un lugar como Makena permite disfrutar de bandas que están dando sus primeros pasos en el ambiente. Allí desembarcó Parapipou con su Arma de construcción masiva, disco recientemente editado de manera independiente, para darle el puntapié inicial a la jornada.
 
Los seguidores parapipenses aguardaron el arranque del show entre cervezas y fernet, mientras varios temas de La Mississippi sirvieron para musicalizar el ambiente. Con la idea de patear el tablero y de que todos se unan a la fiesta, la banda liderada por el cantante Mauro Delbón salió a la cancha, y el escenario su ocupó en su totalidad: Julián Chacón (bajo), Leandro Ledesma (batería), Sebastián Poti (guitarra), Leandro Darqui (guitarra), Rodrigo Delbón (clarinete-voz), Matías Cappelletti (saxo-trompeta), Denise Modai (percusión), Rodrigo Saucedo (percusión), Sergio Saglimbeni (trombón) y Santiago Canda (armónica): el equipo estuvo completo.
 
En lo musical presentaron  una propuesta similar a la de bandas como Once Tiros o 4 Pesos de propina: preponderancia de los vientos, apariciones precisas de la percusión y guitarras que invitan constantemente a mover las piernas y agitar la cabeza. 

Temas como “Tic Tic Tac” demuestran la versatilidad de los músicos, capaces de contagiar y transmitir la buena vibra con la que salen al escenario. Muestra de ello, fue cuando interpretaron “Yo amo la TV” en compañía de Damián Morrone, cantante de Vito Corleone.

Entre globos, un intenso calor y mucho ska, los Parapipou dieron una clara muestra de lo que buscan: convertir cada una de sus presentaciones en una fiesta. Con un público que acompañó desde el primer hasta el último acorde, bailando y saltando, la noche contó  con todos los condimentos posibles.
 
TxT: Lucas Pino
TODAS LAS FOTOS