Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Molotov

Fuck You! Puto baboso

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Gentileza prensa

10 de Noviembre, 2013

Fuck You! Puto baboso

El Festival Frontera pasó por Buenos Aires y trajo por primera vez a Bosnian Rainbows, además del cierre de la mano de Molotov. Un Groove lleno y acalorado, quedó pidiendo revancha.

At The Drive In, Mars Volta, colaboraciones con su novia y ahora, Bosnian Rainbows: Omar Rodríguez López es multifacético, pero todas sus pinceladas tienen un mismo tono: su lugar de procedencia. Vivir en El Paso, Texas, le marca sonidos, melodías, inglés, castellano, léxico chicano.

La penumbra en el escenario es el primer indicador del show de los Bosnian; luego aparece la cantante Teri Gender Bender, encapuchada y cabizbaja, cantando el comienzo de “Eli”, y pasarían unos minutos para poder descubrir su cara. La voz que sale de ese cuerpito bien proporcionado no se explica, y una sonrisa natural, de oreja a oreja enmarca la cara de la cantante, quien descalza, se desata en un baile frenético canción tras canción. 
 
Ella se roba el show. Utiliza su cuerpo no sólo para transmitir sensaciones, sino también para sacar sonidos, como en “Dig Right In Me”, cuando golpea el micrófono en su cabeza. Los aplausos van aumentando, la sonrisa  de ella es constante y “I cry for you” saca lo más emotivo de los artistas, con su letra sincera. Las dos últimas, “Turtle Neck” y “Always on the Run”, la llevan dos veces a las manos del público. “Gracias” es lo último que sale de su boca, mientras la despiden con una ovación y el deseo de un pronto regreso.
 
Molotov puede tocar diez veces en un año en Buenos Aires,  y siempre llena, sea donde sea. La energía, el power, las letras, el chingatumadre, todo eso es una licuadora que explota una y otra vez, como una Molotov. Aunque no saquen un disco de estudio desde Eternamiente (2007), el cuarteto mexicano mantiene la misa molotense intacta. “Amateur”, el cover de Falco, “Santo Niño de Atocha” y “Chinga tu madre” calientan al público desde el inicio. 
 
“Changüich a la chichona” trae chicas vintage con pechugas al aire, y la tríada de alto voltaje político “Gimme tha Power”, “Frijolero” y “Hit Me”, aunque refieran a problemáticas de México, pueden aplicarse a repetidas situaciones en el resto de América Latina.

“Puto, Puto, Puto” pedían todos, pero la dejaron para el final. Todavía faltaba el cover de The Misfits “Marciano” ("I turned into a martian"), que sólo Molotov pudo convertir en una versión de cumbia; al que le siguió la historia de unos wachos que se jalan desde temprano y echan desmadre con unos narcos “Más Vale Cholo”. Sorpresivamente no hicieron la que las chicas esperan para mostrar y los chicos, para ver:"Rastamandita". 

Bailen ricas nenas, pero abajo del escenario, porque Molotov cerró el Frontera en Groove con “Puto” y un salto unificado. 
TODAS LAS FOTOS