Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Pedro Aznar

Una cita con Pedro

Cronista: Gentileza: Paula Claro | Fotos: Gentileza: Andrea Celis

21 de Diciembre, 2013

Una cita con Pedro

Pedro Aznar presentó su último disco Mil noches y un instante ante un Gran Rex lleno, con más de treinta canciones y algunas sorpesas.
 

El multiinstrumentista eligió el último sábado antes de las fiestas para cerrar con broche de oro el lanzamiento de su disco, Mil Noches y Un instante. A la hora señalada, la gente llenaba cada butaca del teatro de Avenida Corrientes pidiendo la presencia del exbajista de Serú Giran: las luces tenues, una sillita y la presencia del hombre; el solo, sin nada de parafernalia, sabiendo que iba a mantener al publico atónito durante casi tres horas.
 
La triada inicial fue directo al corazón con "Claroscuro", "Que ves el cielo", y "Cantata de puentes amarillos", en un pequeño homenaje al Flaco, y de ahí en mas, la velada transcurrió en una intimidad que sólo Pedro puede lograr. Por momentos, cuando cuenta y explica lo que quiere hacer, o relata el proceso de composición de su ultimo disco, es tan gráfico, que uno puede imaginarse exactamente cómo estaba vestido, de qué sabor era el té que se servía o si hacía un fueguito para relajar un poco antes de ponerse a trabajar.  
 
"Hubo dos cosas que me impsulsaron a hacer música, el Folklore y los Beatles", contó el músico, así que el recital fue dividido en partes, en las que pudo despacharse con unos homenajes a su gusto, buscando la manera de hacerlo personal y no perder la escencia de las canciones. 
 
En su homenaje folklórico eligió "Zamba para olvidarte", popularizada por Mercedes Sosa y "Deja la vida Volar", de Víctor Jara; y luego llegó la primera sorpresa de la noche: Piñon Fijo, el payaso cordobés, se subió al escenario para un pequeño segmento en que entre chistes y música presentaron dos canciones que compusieron juntos ("Agüita" y "Vos vieras, vieras tú"), que estarán online para descagar y todo lo recaudado será para el Hospital Garrahan. 
 
Al impasse de risas con Piñon, le siguió un homenaje a los Beatles, que pasó por "Blackbird", "Strawberry Fields Forever", "She Said, She Said", "Michelle", "I Am The Walrus", "Lady Madonna" y una version impactante de "Because", que Aznar, siempre muy pedagógico, explicó que era una canción que tenía muy trabajadas las pistas vocales y ahora había conseguido un instrumento con la que puede hacerlo. La versión, finalmente interpretada tres veces, dio como resultado una genialidad del músico y una versión única. 
 
Como si todo esto fuera poco, faltaba un invitado, Juan Carlos Baglietto, que cantó "Como pájaros en el aire" y "Crisis", un tango compuesto por el poeta Horacio Ferrer, que se encontraba entre el público. Aunque nadie se quería ir, el recital tenía que llegar a su fin, con más versiones: "A primera vista", de Chico César; "Media Verónica" de Andrés Calamaro, un muy emotivo "Lisa" de Gustavo Cerati y una breve salida del escenario para volver y tocar "Quedándote o yéndote", de Luis Alberto Spinetta.

Una vez más, entre los aplausos enérgicos y la gente de pie, todo parecía que estaba por terminarse, pero un video repleto de enamorados anticipó¨Todo amor que exista en esta vida", del brasileño Cazuza. Ahí si, parecía que había llegado el final, pero como quien canta un arrorró, Pedro se despidió con "Good Night", otra de los Beatles.
 
Pedro Aznar ofreció una noche impecable, una performance que deja a todos a gusto. Casi tres horas enfrentando a una multitud el solo, su alma y su música. Hasta la próxima cita.
TODAS LAS FOTOS