Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Jauria

Extraña mezcla de enero

Cronista: | Fotos: Redaccion El Bondi

24 de Enero, 2014

Extraña mezcla de enero

Edu Schmidt, Cabezones y Jauría se juntaron para ofrecer tres horas de nú metal, canciones pop y punk rock a los pocos sobrevivientes que se quedaron en la capital.

En una ciudad donde están todos preocupados por el dólar y los 45º de térmica, los que no fueron a la playa y se quedaron leyendo los diarios tuvieron la oportunidad de disfrutar de una de las pocas opciones para escuchar música un viernes de enero en Buenos Aires. 

Diez años atrás, quizás un poco más, hubiera sido irreal juntar a Cabezones, Árbol y Attaque 77 en una misma noche. Pero por suerte vivimos en un mundo donde los estereotipos musicales ya se están extinguiendo y el chico punk ya se puede bajar un disco de Marley sin vergüenza y hasta un metalero se anima a Radiohead sin miedo al qué dirán.

El viernes Jauría, Cabezones y Edu Schmidt se juntaron para tocar en el ciclo "Verano Negro" y fue Edu el que arrancó para los pocos que salieron del trabajo y fueron directo hasta El Teatro de Flores. El siempre simpático ex Árbol sigue con la misma fórmula de canciones redondas e intenta emular a su vieja banda a la que tan bien le fue hace unos años. Pensar que Arbol llenó Obras: hoy parece una locura, pero el éxito de Chapusongs y Guau! surgió efecto en la nueva adolescencia del 2000.

Schmidt presentó Chocho, un disco de diez canciones que tiene un poco de todo y hasta la participación de Ciro Pertusi. Alegría constante y canciones con buenos estribillos que recuerda a Árbol, que dejó de existir y sin embargo los chicos no se avivaron que si los extrañan es cuestión de verlo en vivo para saciar una posible nostalgia.

Al rato llegó Cabezones, uno de los últimos sobrevivientes del nú metal argentino. Con César Andino como el único integrante original desde que discutieron en el 2006 por participar o no de un Pepsi Music, la banda siguió editando discos pese a un injusto descenso de popularidad. 

Con Alas (2000) como mayor éxito y quizás mejor disco, Cabezones hoy va a lo seguro y se pasea por su discografía con hits pasados como "Hombre Paranoico", "Globo", "Irte" o "Mi Pequeña Infinidad", dando lugar también a algunas canciones de Nace (2012), su último trabajo que respeta el sonido de sus inicios.
 
Cabezones debe ser una de las mejores bandas de covers del país, pudiendo emular cualquier género.  Ya se sabe, si la canción es buena es practicamente imposible pifiarle. Y ellos saben elegir: el viernes rememoraron a Soda Stereo con "Persiana Americana" y "Sueles Dejarme Solo"; cerrando el show con el temazo de Nacha Pop "Lucha de Gigantes". Si querían la seguían porque tienen para elegir: desde "Vencedores Vencidos" de Los Redondos, hasta "Lullaby" de The Cure y "Pink Maggit" de Deftones.

El Teatro se iba llenando de a poco y ya con Jauría en el escenario nació el primer pogo de la noche. Presentando Libre o Muerto, el segundo trabajo del ex Attaque 77 tiene 21 canciones con un poco de todo pero que prioriza el punk rock como sonido base. Al igual que con Schmidt, cualquiera que extrañe a Attaque con Ciro Pertusi en la voz puede disfrutar de la escencia de la banda de los noventas.
TODAS LAS FOTOS