Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Aztecas Tupro

El día que Niceto vibró

Cronista: Lucas González | Fotos: Redaccion El Bondi

21 de Febrero, 2014

El día que Niceto vibró

El ciclo que llegó a la decimo sexta presentación tuvo como figura atrayente a Aztecas Tupro, quienes con su reggae y ska contestatarios brilló en el escenario.

Octavo viernes del año 2014, y el barrio porteño de Palermo mostraba una noche teñida de nubes. La amenazas de lluvias jamás se cumplirían. La ocasión se mostraba ideal para aquel que quisiera disfrutar de una buena dosis de reggae y el lugar indicado era Niceto Club y su decima sexta versión del Ciclo Buenas Nuevas, donde confluyen bandas emergentes y aquellas que poseen un nombre dentro de la escena local. 
 
Los primeros en dar el presente serían los Anacrusa. Seguido y apenas pasadas las 22 hs, los integrantes de SensaFilo se instalaban en el escenario para aportar su cuota a la noche, y lejos de situarse, únicamente, en el género que Bob Marley inmortalizó, la banda coqueteó con diversos ritmos. 
 
Muestra de lo mencionado se pudo apreciar en el inicio, donde una eléctrica ejecución de “Calesita”  desató la fiesta. Entre saltos, bailes y movimientos espasmódicos Matyas Oliveto (voz) se iría adueñando de momento, encontrando en “Tito” Mengelatte (guitarra y coros) su compañero ideal. Éste, luego de que sonara “El hazmerreír”, aprovecharía la ocasión para anunciar que en mayo estarían presentando, en Marquee, el segundo disco del grupo.

Sin dudas, el momento de mayor efervescencia se dio cuando tocaron un popurrí noventoso que incluyó versiones muy rockeras de: “Quiero tener tu presencia” de Seguridad Social, “La isla del sol” de El Símbolo, “La chica del bikini azul” de Luís Miguel y “Pendeviejo” de Los Auténticos Decadentes. Los minutos avanzaban y en Niceto se vivía un clima de jolgorio. Entre cervezas y algún que otro cigarrillo de marihuana se había creado un clima impecable para recibir el plato principal. 
 
El comienzo fue de la mano del teclado de Horacio Antelo, quien dio el pie para que Pablo “Huevo” Wehbe (voz) vocifere los primeros versos de “Quedate” (“Quiero las dos cosas/Quiero oruga y mariposa”). Aztecas Tupro salió agitando la bandera de un reggae contestatario.  “¿Hay ganas de bailar hoy?” preguntaría Pablo a modo de arenga. “Sé” vendría de arremetida para continuar con la lista y pegada “Salen a ver”. A su término, el vocalista agradecería por el apoyo incondicional de sus seguidores afirmando que “pasan los años y nosotros seguimos acá”.  “Exacto” fue utilizada para homenajear al fallecido Alejandro “Bocha” Sokol.
 
“El fuego”, “Las puertas” y “Sos vos” fue el tridente que hico las veces de previa antes de que la banda se despachara con prolijo y emocionante cover, “La llorona”, el clásico mexicano. Facundo Salas, cantante de Ubuntu, fue invitado a interpretar “Escalones”, aportándole una voz igual de contundente que la que se venía escuchando. A continuación, como si no alcanzara con la energía que fluía, sonó una versión muy poguera de “La mezcla”. Acto seguido los integrantes de la banda, a excepción de su cantante, se lucieron en un breve pero conciso bloque instrumental, dando paso “Boomerang”.  Para el final, el grupo se guardó una palpitante versión de “Es poder”.
 
El Ciclo Buenas Nuevas volvió a entregar otra gran jornada. Sensa Filo y Aztecas Tupro fueron los grandes protagonistas, al igual que los espectadores que se hicieron presentes. Reggae, ska, rock, fueron algunos de los ritmos que hicieron vibrar el local ubicado en la calle Niceto Vega.
TODAS LAS FOTOS