Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cajale Cazazo

Rock rioplatense

Cronista: Sergio Visciglia | Fotos: Anabella Reggiani

21 de Marzo, 2014

Rock rioplatense

La banda platense Cajale Cazazo presentó su disco Los Días Cantados en La Trastienda.

Los comienzos discográficos de las dos bandas emblema de la actualidad del rock uruguayo, La Vela Puerca y No Te Va Gustar, crearon en el inconsciente colectivo del público argentino una especie de estereotipo del rock en el país vecino ligado a lo que se ha denominado como rock rioplatense.
 
Sin embargo, ambos grupos destinaron luego su música hacia diferentes caminos (una más hacia el rock crudo, la otra hacia el formato canción) y se alejaron de tal concepto. Y es más, debemos escarbar bastante para encontrar más de cinco bandas uruguayas de cierto renombre que practiquen aquel rock rioplatense.
 
Pero en Argentina las encontramos más fácil. Si uno quiere saber qué significa aquello que tanto periodistas como músicos y público dieron a llamar de tal forma, puede presenciar un concierto de Cajale Cazazo y entender a la perfección este estilo. O leer cada párrafo de los que siguen a continuación, claro. Los platenses presentaron en la ciudad de Buenos Aires a Los Días Cantados (2013), y se dieron el gusto de hacerlo en un gran lugar como lo es La Trastienda.
 
Dos guitarras, bajo, batería, percusión, dos voces y una sección de vientos. La formación perfecta para implementar cualquier estilo. El comienzo arengador pregona fiesta y así será durante toda la noche. Estribillos agitadores coreados por todos los presentes tomarán el control. “Sin un gesto” explicará desde un principio de qué se trata, para consolidarse promediando el show con “Remolino”, gran canción con aires velapuerqueros (de hecho Sebastián Teysera participa en la versión del disco) que contará con Chelo, guitarrista de Brancaleone, como invitado.
 
La fusión del rock con estilos autóctonos. El folklore nacional se hace presente, los aplausos para seguir el ritmo de la chacarera se escucharán en más de una oportunidad, desde bien temprano con “Hasta que salgas”.
 
Murga uruguaya. La murga La Flecha dice presente para cantar “Disfraces”. Y así, para homenajear un estilo cada vez más apreciado en este lado del charco, todos los integrantes le hacen honor al nombre de la canción y se disfrazan, para convertir el escenario durante casi diez minutos en un tablado montevideano.
 
Actuación. De la mano del párrafo anterior, pero alejado del tipo de actuación rioplatense, el constante juego entre el percusionista Tincho tomando el micrófono y peleándose con el resto de la banda, llega a su punto culminante en “Falta un tiempo”, canción del disco Patos en Fila (2009), donde el fútbol (otro elemento destacable) dirige la temática de la narración: “Te regalo el gol del Diego, que es lo más lindo que tengo”.
 
Momentos de calma. El tándem “Sueñitos” y “De pechito” regala el mejor momento de la noche, con delicadeza y una buena lírica. “No hay nada peor que sentir que ya es tarde”, reza la primera como rogando no abandonar los sueños, y la segunda arremete de entrada con un “voy a apurarme a llorar que después quiero reír”.
 
El infaltable cachengue. Un poco de cumbia, un poco de baile. La alegría rioplatense tiene que estar presente. Ya llegando al final “Sobran rejas” hace mover las caderas de todos los presentes y los obliga a cantar “lo contrario de asustarse es animarse”, para que el bis “Fiado” haga toda una declaración para redondear de qué se trata Cajale Cazazo: “Al final sabés, bailamos muy mal, igual sabés, armamos la fiesta”.
 
Cajale Cazazo toma la posta del rock rioplatense desde este lado del charco y se sube al tren. La estación de La Trastienda fue una parada muy bien sobrellevada con un gran show con alto nivel sonoro. El camino sigue, y la banda platense parece saber como transitarlo.
TODAS LAS FOTOS