Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Estelares

Ava Gardner y Rimbaud brillaron en San Telmo

Cronista: Lucas González | Fotos: Beto Landoni

04 de Abril, 2014

Ava Gardner y Rimbaud brillaron en San Telmo

El grupo liderado por Manu Moretti se presentó en la Trastienda interpretando canciones de su último material, El costado izquierdo, y un varieté de toda su trayectoria.

Las primeras pinceladas de un ansiado otoño se pudieron apreciar el pasado viernes en San Telmo. Nubes, viento, algo de lluvia, y una alta cuota de humedad vaticinaban lo que al fin y al cabo fue una presentación con un dejo de melancolía, rebajado con un pop gustoso y agradable al oído.

 
El marco se mostraba ideal para la presentación de Estelares en la mítica Trastienda. El reloj marcaba las 21:20 hs cuando las luces se apagaron provocando el estallido de los presentes, y antes de que se abriera el telón, comenzaron a sonar los primeros acordes de “Aire”, uno de los hits que pusieron a la banda a jugar en primera. Seguidas se escucharon “20 de noviembre”, de Extraño Lugar (1996), y “Como cría de leopardo”, perteneciente al segundo LP del grupo, Amantes Suicidas (1998). Éste último contó con una gran solo del guitarrista Víctor Bertamoni.


La noche transcurría bajo un manto de melodías contagiosas y letras que apuntaban derecho al corazón con un objetivo claro: movilizar aquellos sentimientos que se anidan en lo más profundo del alma. Para lograr esa meta, la voz y el carisma de Manuel Moretti, cantante y líder, son dos aspectos indispensables, sumados a lo ajustado y prolijo del grupo. Canciones como “200 monos”, dedicada por Moretti a las maravillas y al espanto de los excesos, o “Mariposas”, reflejan lo mencionado. El primer agite de la noche se pudo apreciar en “Las trémulas canciones” que dio paso a otra balada oscura y desesperanzadora, “Aleluya” (“Yo me acostumbré a abandonar casi todo lo bello”), incluida en “El costado izquierdo” (2012).

Luego llegó el momento de tocar “Sólo por hoy (chica oriental)”, en la que Manu comparte la autoría con Marcelo “Cuino” Scornik, y “Moneda corriente”, una canción muy calamaresca, en la que justamente participó de la grabación Andrés, incluida en Ardimos (2003). A continuación, llegó el turno para un tridente de canciones que había sido anunciado en la página oficial de Facebook de la banda: “Frescos como uvas”, “Pelotitas de ping pong” y “Rodeos”.

Llegando al final, fue invitado a subir al escenario Mario Barassi, guitarrista de los Súper Ratones, para tocar “12 Chicharras” y la hitera “Rimbaud”, canción que hace referencia al escritor francés del siglo XIX y en la que Moretti se luce en la interpretación. Su figura, a medida que transcurría la noche, se fue agigantando, mostrándose impoluto, sobrio y atrayente. Para el último tramo se reservarían una catarata de clásicos como “Cristal”, “El corazón sobre todo”, “Un día perfecto”, dejando lugar para una joyita, “Línea D” y antes de de concluir con “Ardimos”, Manu anunció que la banda se estará presentando en junio en el Teatro Vorterix.


Un show por demás prolijo, una banda ajustada y un cantante que se encuentra en un gran momento, tanto en lo vocal como en lo escénico. Esa podría ser la mejor definición de lo vivido en la noche del viernes. Al margen, cabe resaltar la puntualidad con la que se maneja La Trastienda, tanto para el inicio como para el cierre. Éste no es un hecho menor, ya que en muchas ocasiones se resigna el feedback entre la banda y el público por lo ajustado del horario, como así también la posibilidad de realizar bises.

TODAS LAS FOTOS