Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Esencia Vudu

Cruzando el umbral

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Alan Guex

11 de Abril, 2014

Cruzando el umbral

En medio del glamour frívolo de Palermo Hollywood se pueden encontrar joyitas como Makena para entrar, sentarse a tomar una cerveza y escuchar una buena banda. El viernes fue la noche Esencia Vudú junto a amigos (¡y qué amigos!). Los muchachos vienen en ascenso desde el 2009 y siguen presentando Umbral, su primer disco.
 

La banda compuesta por Pablo Rivero (voz y guitarra), Christian Alliana (bajo), David Preii Ávalo (guitarra) y Rafael Bianchi (batería) pisó el escenario de manera puntual y arrasó con todo. El setlist abrió con "Cenizas", una canción bien rutera y a tono, siguieron con "Lo que está de más", "Niebla" y "Reclusión", con la presencia de Claudio Pedreira y su voz bien áspera. 

Después llegó el momento de un blues de esos que son para disfrutar con alguna bebida espirituosa: "Vamos a ponernos un poco más oscuros", dijo Pablo Rivero y dieron paso a "Arma de doble filo"; mientras que para "No Sirve Odiar", se impuso la potente voz de Majo Castro. Para esa altura, el público se encontraba completamente conectado con la banda.

Cuando llegó el momento de Leo Costa en la voz, quien fue invitado permanente en teclados, subió al escenario el ex Rata Blanca Sergio Berdichevsky y juntos hicieron una gran versión de "Cerca de la Revolución" del maestro Charly García. Este tema abrió un pequeño set list de covers que continuó con "Johnny B. Goode" de Chuck Berry y para hacerlo, subieron a tocar en batería El Joven Manos de Cintura de la banda Los Coholins y el legendario Ciro Fogliatta. El histórico tecladista de Los Gatos formó parte de la grabación del disco de Esencia y pese a que es un músico con mucha historia, eso no lo convierte en una persona con ánimos de estrella sino que, por lo contario, se caracteriza por ser humilde y esa actitud es la que lleva en el escenario. La máquina del tiempo que trasladó al público a los años 70, continuó con la potencia de "Rock de la Mujer Perdida", otra de Los Gatos, para luego redondear con nada más y nada menos que "Despiértate Nena" de Pescado Rabioso. 

"Ahora vamos a hacer el Ji Ji Ji de Esencia Vudú", anticipó Rivero, quien se acomodó en el teclado antes de dar paso a “Polos Opuestos”. “Insomnio” y “Enciende la mecha”, fueron las últimas fichas de una lista que dejó la puerta abierta para que la noche de los presentes arrancara de la mejor forma. 

Esencia Vudú rescata los sonidos de las grandes bandas clásicas, yendo un poco en contra de la corriente más comercial que pide todo el tiempo modernizarse, y eso es un punto a favor en una industria en la que casi todo parece igual.

 

TODAS LAS FOTOS