Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Fito Paez

El amor después del rock

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Barbara Sardi

26 de Abril, 2014

El amor después del rock

En el Luna Park, Fito Páez presentó Yo te amo, disco que nombra al amor, y todos sus derivados, unas 48 veces e irradia una energía distinta a sus trabajos anteriores. Lejos de perder su impronta, el ex chico pobre de allá del interior desplegó todo su arte y tuvo tiempo para hacer varios clásicos.

Las luces se apagaron y los primeros sonidos de "Yo te amo" abrieron el show. Ahí apareció él, vibrante, con un traje rosa acorde a la puesta de escena y de luces. En una pantalla, a modo de karaoke, estaba la letra de la canción y todo se lucía prolijo, impecable. La parte tierna no tardó en aparecer y llegó "Margarita", el tema que Fito le dedicó a su hija, con quién además, comparte el protagonismo del video, que estuvo de fondo durante la canción.

"Vamos a hacer todos los temas del disco, como en los viejos tiempos", dijo Fito y la lista siguió con "Perdón". Para "Ojalá que sea", agarró la viola y soltó: "Las musas son increíbles, la vida no sería nada sin ellas. Éste disco tuvo una musa y fue Julia Mengolini". Ya sabemos que prácticamente todos los discos de Páez tienen una musa distinta, pero sin eso, no sería quién es.

Siguiendo el orden del disco apareció "Por donde pasa el amor". Luego de esto, Fito quedó solo en el escenario con su piano y habló de la producción del video de su nuevo corte "La canción del soldado y Rosita Pazos", declaró que fue uno de las cosas que más disfrutó hacer. El tema habla de un soldado de Malvinas que vuelve a su hogar y se enfrenta con las consecuencias de la guerra. El clima generado por la letra, la música y las imágenes de fondo, fueron responsables de las lágrimas que se fueron generando en varias personas del público y si bien hubo otros momentos emocionantes, éste se llevó el premio al puñal en el pecho. "No hay que olvidarse, esto es parte de nuestra historia", remató el rosarino.

La sensibilidad continuó con "Las luces de la ciudad" hasta que "Tu Everest" cambió un poco el clima. Se mostró un video protagonizado por Romina Ricci, responsable de la estética del show y ex pareja de Fito -"No olvides, mi amor, fui tu hombre y fui feliz"- La historia transcurre entre un ascensor y un palier, donde Ricci termina escupiendo sus propias tripas de una manera casi gore.

"Nadie como ella", un tema trágico sobre una pareja de dealers que según el propio Fito va a tener una segunda parte, seguido de "Sos más" y "La velocidad del tiempo", dedicado a Gustavo Cerati; fueron las últimas canciones de la primer parte.

Hasta acá el público parecía muy frío: aplaudía en los momentos que lo ameritaban y seguían tranquilos en sus asientos. La segunda parte fue muy distinta. "Al lado del camino" fue la encargada de abrir la sección una que sepamos todos. Acá sí, la gente fue más partícipe.

El setlist continuó cargado de clásicos como "Naturaleza sangre", "11 y 6", "El jardín donde vuelan los mares",  "Creo", "Tumbas de la gloria", entre otras. Para "Giros", subió al escenario el primer y único invitado: Ariel Rot, quien hipnotizó  con su magia y fue ovacionado por la gente.

"A ver, apaguen las luces y ustedes enciendan los celulares. Esta vez lo van a usar para algo lindo", pidió Fito y el Luna quedó a oscuras. Los aparatos reemplazaron a los encendedores mientras sonaba "Brillante sobre el mic". Para esta altura, gran parte del público había copado la parte de adelante, por lo que se originaban pequeños pogos, sobre todo en la parte más rockera del recital que incluyó "Circo beat", "Polaroid de locura ordinaria" y  la poderosísima "Ciudad de pobres corazones". Los bises arrancaron con “El diablo de tu corazón”, siguieron con “Dar es dar” hasta que llegó el final con la súper clásica “Mariposa Technicolor”.

Si bien "Yo te amo" no es el mejor disco de Rodolfo, lo presentó de una forma tal que de alguna manera termina gustando mucho más que el trabajo en estudio. Se nota que esta faceta de Páez viene de la mano de su propia madurez, pero no se asusten: algo de de ese Fito "rockstar" de los 80/90, aún está vivo. 

TODAS LAS FOTOS