Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

audiopark

Parque eléctrico

Cronista: Ariel Andreoli | Fotos: Jose Fuño

15 de Mayo, 2014

Parque eléctrico

A base de su sonido moderno, Audiopark mostró su energía y sus buenas canciones en el Teatro Sony de la calle José A. Cabrera. Tan sólo en una hora y con invitadas de lujo, el grupo comandado por Antonio Migliore sorprendió a más de uno.

Las primeras horas de la noche del jueves 16 de mayo ya mostraban los indicios de lo cruel que será el invierno. En la puerta de las oficinas de Sony, decenas de personas esperaban que dejaran pasar a los invitados de esta noche especial. Poco antes de las 21, el lugar empezó a llenarse y los tragos a elección (¡que los regalaban en la barra!) empezaron a girar por todos lados.

El lugar estaba marvillosamente acustizado: paneles y equipos de primer nivel, daban las primeras impresiones de lo que sería el show. Veinte minutos después, los músicos salieron a escena con "De fuego", seguida por "Tren a otro lugar", con el comienzo ruidoso del bajo de Cirilo Fernández.

El frontman se paró frente a los presentes, agradeciendo el estar ahí junto a la banda y la buena repercusión de su álbum debut De la nada. El show siguió con canciones que integrarán su próximo trabajo, Desatado, con un sonido en donde los teclados (que por los efectos podrían ser temas de Poncho) tenían el poder, y los aplausos al responsable, Nicolás Sorín, no tardaron en llegar.

La primera invitada en pisar el escenario fue la eterna Celsa Mel Gowland para hacer "Río Circular" y "Circo de Placeres", donde no paró de cantar y bailar en ningún momento. Después de una linda versión de "Qué pasa", subió Lula Bertoldi, de Eruca Sativa, para hacer una furiosa interpretación de "Come Together", de los Beatles. Para quienes no conocían a la cantante de Eruca, se encontraron sorprendidos por la fuerza de su voz. Ella se despidió del escenario con simpleza, dandole un beso al tecladista, su pareja.

“Hay muchas canciones de amor, pero esta es especial”, dijo emocionado Antonio, contando que "Atar y desatar" iba dedicada a su amigo Droopy, fallecido años atrás. Este tema fue el corte de difusión de su único álbum editado hasta ahora y por eso, fue el más festejado por la gente.

Para cerrar el primer tramo del show, pidieron palmas a la gente, y después de una intro, se despacharon con "Song 2", de Blur, intercalando "Seven Nation Army", de The White Stripes y "Sweet Dreams", de Eurythmics. El bis era necesario, y por eso, volvió a subir Celsa Mel Gowland para cerrar con "Amor Fugaz", dónde la guitarra y los teclados se robaron el protagonismo del último acto. 

“¡Muchas gracias por venir!”, fue la frase final del líder de la banda, para una noche donde la modernidad endulzó los oídos.

TODAS LAS FOTOS