Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

De La TIerra

Metal chamánico

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Jose Fuño

21 de Mayo, 2014

Metal chamánico

El supergrupo de metal continúa con la presentación de su disco debut y un Teatro Vorterix los recibió con los brazos abiertos, ante la atenta mirada de León Gieco, Vicentico y Abel Pintos.

¿Qué pasa si juntamos a los dos guitarristas más influyentes del metal sudamericano de los 90's con un bajista de ska fanático de los ingleses de Madness y con un baterista mexicano que toca pop y rancheras? La mezcla a priori parece un mejunje, pero el resultado es De la Tierra, este supergrupo que tiene una manada de riffs criminales y un futuro muy prometedor.

DLT está integrado por Andrés Giménez (ex A.N.I.M.A.L., actual D-Mente) en guitarra y voz, Alejandro González (Maná) en batería, Flavio Cianciarulo (Los Fabulosos Cadillacs) en bajo y Andreas Kisser (Sepultura) en guitarra. A pesar de estar formada por estrellas, como toda banda nueva tiene que empezar de abajo, aunque el debut del cuarteto fue en una cancha difícil: Teloneando a Metallica en Colombia ante 40.000 personas...

Es apenas el séptimo show de la agrupación, y Colegiales ya se pone tenso con la macabra "D.L.T. - Intro" que da paso a "Somos Uno", un tema que define a la perfección la naturaleza de este proyecto: "¡Soy de la tierra! Firme al quitar todo temor. Lucharé por tí, lucharé por mí. Somos uno!", dice el estribillo gritado por Andrés, que confirma que en esos ocho días que compartieron en la casa de Flavio cocinando ideas, lograron una profunda amistad/química, que se refleja arriba del escenario.

"Maldita Historia" y "Rostros" hacen retumbar el lugar con una afinación de ultratumba, mientras que con "San Asesino" sale a luz la quinta-esencia de Andreas Kisser; persusión brasilera con tambores, la cual Alex reproduce siguiendo la escuela de Igor Cavalera, y guitarras simples con un groove que activa el mecanismo de headbanging al instante.

Flavio aprovecha una especie de interludio para intepretar un tremendo solo de bajo con tapping, slap y acordes, en una presentación que hace pensar/pedir que el pelado deje los Cadillacs y se dedique al metal. Otro que también se animó fue el mexicano de Maná, dando un espectáculo aparte en su batería, subiéndose a la misma, tocando de espaldas, todo un showman.

La fuerza con la DLT encara sus primeros pasos se ve en un simple acto: No hicieron temas de sus otras bandas, lo cual hubiera sido apostar a lo seguro, ganarse al público al instante, y salir victoriosos (cosa lograron de todos modos). Para reforzar esto, Andrés cortó dos veces los cánticos a favor de A.N.I.M.A.L: "Gracias, pero esto es De La Tierra, no se equivoquen...".

La unión latinoamericana de Argentina, Brasil y México quiso sellarse con el cover de Manu Chao "Señor Matanza", que sonó en versión poderosa, pero que no terminó de llenar a los metaleros que se miraban entre ellos, algo perdidos, pero respetuosos.

"Policia" de Titãs en clave hardcore y "Cosmonauta Quechua" cerraron la velada. El disco debut de DLT sonó en su totalidad; defendiendo lo suyo, y apostando a este proyecto, que si las agendas lo permiten, tiene todo para ganar...



 

TODAS LAS FOTOS