Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Utopians

Tú eres mi amigo del alma

Cronista: Lucas González | Fotos: Redaccion El Bondi

30 de Mayo, 2014

Tú eres mi amigo del alma

La banda liderada por Barbi Recanati presentó Vándalo, su cuarto disco de estudio, e hizo vibrar San Telmo. Rock garaje, distorsión, mosh y mucho pogo.
 

El lugar de telonero suele ser complicado ya que se lucha contra el desinterés y las expectativas de ver a la banda principal. En este caso, Las Diferencias cargaron con la complicada tarea de abrir en La Trastienda el show de los Utopians, que para colmo, presentaban disco. Fue un set corto, obvio, como siempre que toca el soporte, pero esto no evitó que Nicolás Heis (batería) Alejandro Novoa (bajo) y Andrés Robledo (guitarra y voz) se lucieran seguros, con un rock teñido de blues, y con mucha actitud. Así, los oriundos de Caseros, se robaron la atención de los presentes y sus aplausos. La noche arrancó, y muy arriba. 

Para cuando el telón se abrió se pudo observar a los cuatro Utopians con sus respectivos instrumentos: “Larry” Fus en la batería, Mario Romero en bajo, y la cantante Bárbara Recanati y Gustavo Fiocchi con sus respectivas guitarras. Sin aviso, ni saludos, se escucharon los primeros acordes de “Algo Mejor”, primer corte del último disco, seguidos de “Nada bueno” y “Trastornados”. Este tridente de canciones produjo lo inevitable: agite, saltos y puños elevados.

Barbi se mostró extasiada durante todo la noche -sonriendo y gesticulando-, algo que transmitió a sus compañeros; se nota que ella es el motor, pero sin sus amigos, el resultado sería otro. Mientras tanto, abajo el público recibió esa energía y la convirtió en pogo ya sea en “Gris” o en “Allá voy”. Tanto la banda como los seguidores se hicieron uno y la fiesta fue de ambos.

El desenlace contó con dos grandes momentos. En primera instancia “Gus” Fiocchi tomó posesión del micrófono e interpretó junto a Mario, quien hizo los coros, una versión más garage de “Algo ha cambiado”, clásico de Pappo’s Blues. Luego, Barbi dejó la guitarra y comentó que después de mucho discutir harían nuevamente “Estallando desde el océano”, de Sumo, algo que con el transcurso de los segundos, desató justamente el estallido de los presentes: uno, dos, después tres, de a poco la gente fue copando el escenario. Primero algún mosh -algo que la cantante replicó y luego fue devuelta- otros, simplemente, ayudaron a subir a alguien más, de esa manera los músicos fueron invadidos por su público, la locura y el festejo se tomaron de la mano. La canción pudo ser concluida, al igual que la presentación, y uno por uno los espectadores bajaron con una sonrisa, al igual que los Utopians, quienes se despidieron mientras el telón se cerraba.

Un recital que no fue uno más, ya que presentaban nuevo material, y que además, fue la ocasión para revalidar su lugar dentro de nuestro rock, aquel que los Utopians han sabido conseguir a fuerza de muchas presentaciones y buenos discos de estudio. Sin embargo, lo más notable es verlos como si fuera la primera vez que tocan juntos, ese espíritu under es, seguramente, producto del afecto que estos cuatro amigos se tienen.

TODAS LAS FOTOS