Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Mariscal

Sólo quiero sacudirte

Cronista: Augusto Fiamengo | Fotos: Alan Guex

30 de Mayo, 2014

Sólo quiero sacudirte

Mariscal presentó en The Roxy Live de Palermo Hollywood los temas que integrarán su próximo disco de estudio, cuyo título será Deja todo. El cuarteto oriundo del barrio porteño de Coghlan repasó además parte del material de su primera producción, Medias levantadas, en un show dinámico y a pura descarga de rock.

El viernes por la noche se presentó lluvioso, como casi todo el día, pero poco le importa a la numerosa cantidad de público que se acercó hasta el barrio de Palermo para acompañar a Mariscal en una etapa importante para la banda, y podría arriesgarse que para cualquier otra: la transición entre el primer disco y el que lo sucederá. De allí la expectativa por descubrir cómo sonará el nuevo material que el grupo viene preparando desde hace tiempo.

Cerca de las nueve y media se abre el telón de The Roxy Live y los cuatro miembros de la banda se lanzan a rockear de un modo visceral, con “Deja todo”, “Salí” y “Si me dejas”. La potencia del baterista Ezequiel Cavoti se convierte en el pilar del sonido del grupo en vivo, y conforma una sólida base junto al imperturbable bajista Guillermo Simonetti. Las guitarras galopantes de Martín Cavoti y Santiago Asseff entretejen interesantes riffs que dejan en claro la influencia que el grupo absorbió del hard rock de los años ‘70.

Las imágenes que se proyectan en la pantalla ubicada detrás de la batería, con diversas marcas de cassettes y el nombre de los temas de la banda, el look de los músicos y las composiciones que se escuchan a lo largo del concierto evidencian la estética retro que cultiva el grupo. Mariscal intercala temas de su primer disco, como “Seguí tus instintos”, con aquellos que integrarán su segunda producción, “Pensando en vos”, “Me caes bien” y “Jeans”, y decide bajar los decibeles con “Como un jet” -perteneciente a Medias levantadas, 2012-, canción en la que se destaca un interesante trabajo de guitarras, y, como a lo largo de toda la noche, una cuidada labor en voces, a cargo del dúo Cavoti y Santiago Asseff.

Con la compañía de Ale Kurz, cantante de El Bordo, Mariscal interpreta una pesada y potente versión de “Cheques”, de Luis Alberto Spinetta, mientras que la presencia de Juan Pablo Alfieri, baterista de Todo Aparenta Normal, le permite a Ezequiel Cavoti saltar desde la batería al centro del escenario para hacerse cargo de la voz principal en “Cómo duele”. Verborrágicos, irónicos, con dosis parejas de humor y reflexión, los músicos no permiten que la intensidad del show se atenúe, y alternativamente dedican canciones o explican su temática al público.


“El show de Mirtha Legrand” es una trompada de nocaut a la solemnidad rockera, y el funky “Los increíbles confites del señor Menéndez” tiene a los guitarristas Cavoti y Asseff como protagonistas de una íntima y tóxica relación. El tramo final del show se tiñe de bases potentes y guitarras cargadas con “A pesar de todo”, “Rockstar”, “Tocarte un rato” y “Remiseitor”. La banda se despide con la promesa de más música en vivo, seguramente la excusa de la presentación oficial de Deja todo.

El adelanto de parte del próximo disco de Mariscal mostró a una banda creativa, sólida desde el aporte de cada uno de sus integrantes, que dentro del tradicional formato del cuarteto de rock conjuga de forma interesante sus influencias musicales de décadas pasadas con el aporte de sonidos vinculados a la electrónica. Desde las letras, el grupo invita a adentrarse en las más diversas historias, y logra su objetivo: divierte, provoca, llama la atención. En definitiva, Mariscal busca sacudir a quien se le ponga enfrente, y el show del viernes fue una prueba de ello.

TODAS LAS FOTOS