Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Oridios

Entre vuvuzelas

Cronista: Gentileza: Sebastián Barrera | Fotos: Jose Fuño

20 de Junio, 2014

Entre vuvuzelas

Oridios, pese al mundial y al frío, hizo bailar a doscientas personas en el Roxy de Palermo.

Para un pueblo futbolero la vida se separa en mundiales. Todos recordamos cómo estábamos en el 98, el 2002 o el 2010. Sabemos qué hacíamos y hasta cuánto frío chupamos en junio. La vida es mundial todo el mes y no hay persona que no hable de otra cosa. Se sube a un taxi y es mundial, se habla con un amigo y la charla es sobre la Selección, se espera una fila y todos están antentos al primero que se anime a comentar algo. El viernes 20 del 2014 tocó Oridios en el Roxy pero también Costa Rica le ganó a Italia y dejó afuera a Inglaterra. Francia le hizo cinco a Suiza y Ecuador le ganó bien a Honduras.

Terminado el último partido de la fecha, doscientas personas se lavaron los dientes, se abrigaron y salieron hacia Palermo para estar en la presentación de Retribución del Karma, segundo disco de la banda de Saavedra que viene creciendo de a poco pero a un modo constante gracias a un sonido ya aprobado por el porteño luego del reconocimiento de, por citar, Las Pastillas del Abuelo o Cielo Razzo. De todas formas, para despegarse de esa oleada, interrumpen el rock and roll con otros géneros que le brindan un sello propio.

Batería, percusión, bajo, dos guitarras y dos vientos es la formación de memoria de nuestro rock contemporáneo, pero Oridios se escapa de lo obvio y se permite jugar con un poco de reggae, candombe y hasta tango. No hacen ni tanto, ni candombe ni reggae, pero saben mezclarse bien dentro de todos ellos y sacan canciones redonditas. He ahí el crecimiento contínuo.

Noche larga que no se limitó al último disco sino que se encargó de dejar claro el cariño que se le siguen teniendo a Non Tuffatevi, primer disco del 2009 que les permitió crecer y presentarse en una fecha propia en unescenario como el Roxy, que es un buen lugar y paso obligado pre-mainstream.

Sin tocar desde enero por la preparación del nuevo trabajo, la banda se paró bien frente a doscientos que esperaban saber cómo sonaría en vivo el segundo disco, que bien se sabe es el más dificil para cualquier banda. Ellos pasaron la prueba y esperan el salto al próximo escenario. Confían en el crecimiento y seguramente en el mundial del 2026 cuando recuerden el día previo del bodrio de Argentina con Iran, se les vendrá esta fecha tan especial de presentación del segundo de varios discos de su carrera.


TODAS LAS FOTOS