Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Los Caligaris

Transpirados de alegría

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Beto Landoni

20 de Junio, 2014

Transpirados de alegría

Recién llegados de Colombia, Los Caligaris aterrizaron en Buenos Aires para cerrar su "Cuartetour" en La Trastienda. 

Antes de arrancar el show, una voz en off expresaba el ya conocido manifiesto Caligari: "Hombres y mujeres libres del mundo, venimos a traerles la forma rítmica en que se transforma la alegría en nuestra tierra, unos pies en movimiento, el ritmo de millones de corazones latiendo en un lugar lejano, porque para contarles quien somos es preciso que canten con nosotros, porque para mostrarles de dónde venimos vamos a hacer que bailes a nuestro ritmo, vamos a enseñarte a sentir la alegría con el cuerpo, porque ahí es donde radica nuestra fuerza. El cuarteto es nuestro manantial, nuestro sol, el agua que bailamos cada día, el cuarteto está en el aire, comunicándonos, uniéndonos, despertando el baile como a un dios dormido. Giremos como el mundo, seamos como el universo, bailemos cuarteto para ser felices. Paz y baile!". Luego, la docena de músicos cordobeses salió a escena con "Cada Vez" y "Bailarín Apocalíptico", dando inicio a la fiesta interminable.

"Nadie es perfecto" suele ser el pasaporte directo para recordar el viaje de egresados o la fiesta de fin de curso de los que tienen veintitantos y también es el motivo para que el público se suelte más y se largue a bailar.

"Florentinos y Ferminas", "Saber Perder" y "El Oasis" formaron un popurrí bastante meloso que luego dio a lugar a uno bien al palo compuesto por "No Estás", "Entre Vos y Yo" y "Mis Tres Amores" -Mujeres, cuartetazo y alfajores- porque si hablamos de Córdoba, el alfajor no puede faltar bajo ningún concepto.

"¿Quién es?, ¿quién es? Raúl Sencillez!" gritaban desde el público y Diego Pampiglione (Raúl para los amigos), el baterista, se arrimó al micrófono para cantar "La Carta" y después se tiró al público cual estrella de rock. Ese momento fue aprovechado por el guitarrista Mariano Baigorria quien se lució con las intros de "Smells Like Teen Spirit" de Nirvana, "Seven Nation Army" de The White Stripes y "Sweet Child O' Mine" de Guns N' Roses.

También sonó "La Montaña", el tema que en su momento grabaron con el Pity Álvarez y que les dio la llave definitiva para quedarse en los rankings de las radios. Otra de las conocidas es "Asado y Fernet", esa, la de la publicidad, que de manera inevitable se quedaba pegada en la cabeza de todos los que la escuchaban.

"EEA" siguió sacudiendo las caderas de los presentes, hasta de señoras de más de 50 años, dando una clara demostración de la diversidad de público y de cómo la alegría se reparte para todos lados. "Kilometros" ya anunciaba el final, con los músicos y gran parte del público revoleando remeras, bufandas y pañuelos. El tema para cerrar fue "Tyson" y los muchachos dejaron la noche servida para arrancar la noche del viernes bien arriba.

Agustín Cuadrado (trompeta), Armando Mansilla (percusión), Diego Pampiglione (batería), Gabriel Garita Onandía (bajo), Juan Carlos Taleb (voz, guitarra y coros), Lautaro Bartoli (guitarra), Federico Zapata (trombón), Marcos Ozamis (saxofón), Mariano Baigorria (guitarra), Martín Pampiglione (voz, guitarra y coros), Mauricio Ambrosi (percusión) y Valentín Scagliola (teclados, acordeón y coros) conforman una banda  en donde todos de alguna forma son protagonistas y responsables de la felicidad de su público. En menos de dos horas, cumplieron con esto a la perfección... ¡aunque la próxima podrían repartir alfajores! 

TODAS LAS FOTOS