Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Cielo Razzo

Comunión sideral

Cronista: Fernanda Miguel | Fotos: Gentileza: Leandro Ciaffone

19 de Julio, 2014

Comunión sideral

Una vez más Flores fue el escenario elegido por Cielo Razzo para encender a su público y seguir presentando  su último disco, aunque no faltaron temas de sus anteriores trabajos. 

Muchos desprevenidos no creyeron en eso de que el show arrancaba puntual (o casi), por lo que hasta el tercer tema inclusive, había gente en la puerta comprando su entrada; pero ese detalle de ninguna manera iba a amargar a los seguidores que no pararon de agitar en todo el recital.

La banda compuesta por Pablo Pino (voz), Diego Almirón (guitarra ), Fernando Aime (guitarra), Cristian Narváez (bajo), Javier Robledo (batería ), Marcelo Vizzarri (teclados) y Carlo Seminara (percusión) sacudió a la gente con "Perseguido", "Tu Fricción" y "¿Quién baja la pala?". El´público iba entrando cada vez más en calor hasta estallar con temas como "Carne 2", "La Roca" y para "Alma en Tregua", la fiesta ya estaba más que instalada.

"Brasil decime que se siente..." cantaba Pablo Pino en la intro de "Entre las 4 y la 6" y todo el público continuó con el cántico que se adueñó de la mente argentina durante un mes. Luego no faltó el saludo por el Día del Amigo ni el feliz cumpleaños para Diego Almirón que había festejado el día anterior.

Algunos se quejaron por el sonido, sobre todo los que estaban en el fondo y no podían llegar a apreciar del todo la voz de Pino, de todas formas la energía se transmitía muy bien. "Te vas" y "Cableluz", dieron paso a "Sin Salida" y explotó todo hasta que apareció "Chapa y Bandera". Los bises no podían ser menos y con "La Gran Ola", "Resto" y "Luminoso", los rosarinos cerraron una noche bien arriba.

Cielo Razzo no es una banda que se caracterice por la masividad de los grandes estadios, pero sí por tocar seguido, por usar mucho el boca en boca y por tener seguidores fieles que viajan por todos lados para verlos. Flores fue la excusa perfecta para volverlos  a reunir y así seguir apantallando el fuego hasta el próximo encuentro.

TODAS LAS FOTOS