Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Horcas

No te des por vencido ni aún vencido

Cronista: Lucas González | Fotos: Barbara Sardi

26 de Julio, 2014

No te des por vencido ni aún vencido

El sábado se vivió otra fiesta del metal argento. Horcas presentó su nuevo disco, Por tu honor, y el Vorterix sucumbió ante los poderosos riffs y las tachas.

El telón permanecía inerte, imponiendo solemnidad desde su tamaño. De un rojo que obnubila se encarga de separar dos mundos completamente diferentes. De un lado se encuentran los instrumentos, los plomos y Horcas, en esta ocasión, los encargados de animar la noche. Del otro, las huestes metaleras que desde temprano coparon el Teatro Vorterix, colmando las barras del recinto en busca de litros y litros de cerveza y fernet para aplacar las ansias. La excusa del encuentro era sencilla: la presentación de Por tu honor, última placa del grupo liderado por el cantante Walter Meza.

Semanas atrás, Meza fue entrevistado por un colega de El Bondi y en referencia a dicho disco afirmó que “marca el final de una etapa” y esto fue algo que se apreció desde el arranque con una tríada de canciones nuevas: “En la jaula”, “Cazador” y “Ahora o nunca”, todas interpretadas con altísima intensidad, algo que se reflejó en el público ya que el agite no se hizo esperar. Como no podía ser de otra manera, el inicio fue al palo y posteriormente, el cantante aprovechó la ocasión para sentenciar: “Metalero se es para siempre”.

La jornada, además, fue motivo para repasar la extensa discografía de la banda, por eso mismo, en diversos tramos del concierto más de un espectador festejó el momento en el que sonaron canciones tales como “Mano dura”, “Tormentoso sufrir” o “Sangre fría”, en la que el vocalista incitó a su público para que genere un pogo no apto para blandengues. El único momento en el cual se permitieron bajar los decibeles -tomar ese término entre comillas, y muchas- fue cuando hicieron “Punto final”, otra de las nuevitas, una falsa balada que se asimila a “Mama, I’m comming home”, de Ozzy Osbourne, pero con un dejo más pesado en la melodía y en las violas. Luego, Meza al grito de “basta de mariconadas”, dio paso a “Rompo el dolor”. 

Otro factor que hizo mella en el público fue el tándem de guitarristas “Castor” Sincic y Sebastian Coria quienes alternaron el protagonismo en los solos provocando un headbanging furioso y un agite de puños descontrolado. Sin embargo, y en medio del clima de jolgorio que allí se vivió, no faltó el canto de la gente dedicado al fallecido Osvaldo Civile -ex V8 y fundador de Horcas-, que se oyó con más fuerza luego de que la banda hiciera “Vencer”.

“Hay metal argentino para rato”, vociferó Meza quien, indirectamente, anticipaba el fin de la noche. Después de tocar “Sin salida”, se tomó el tiempo para agradecer a los fanáticos que “ponen el corazón para disfrutar de la música” y prosiguió con “Solución suicida” y el clásico de V8 “Brigadas metálicas”, un himno del género. “Gracias por la lealtad” sentenció el vocalista para dar por concluida la lista con “Fuego”.

Luego de una veintena de canciones al palo, los integrantes de Horcas aún se mostraban enérgicos, y luego de fundirse en un abrazo, iniciaron la ceremonia de agradecimiento a los seguidores. De fondo sonaba “Sube a mi Voiture”, de Pappo, y fue celebrada tanto arriba como abajo del escenario. Él, es un eterno invitado de la fiesta.

TODAS LAS FOTOS