Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Los Perez Garcia

La resaca de los 20 años

Cronista: Lucas González | Fotos: Gentileza: Andrea Celis

08 de Agosto, 2014

La resaca de los 20 años

El objetivo inicial para Los Pérez García era presentar el disco nuevo y como era de esperar, el resultado fue una fiesta. Entre canciones a estrenar y clásicos, la banda del Oeste reventó Colegiales.

Es viernes por la noche y el Teatro Vorterix se encuentra colmado. Los Pérez García presentan su sexto álbum, No se lo cuentes a nadie, un titulo picaresco y retórico para una banda que toca en serio. ¡Y de qué manera! Ya me lo había anticipado un colega que hace tiempo los sigue: “Siempre empiezan tranquilos pero después explota todo”. No faltó a la verdad.

El arranque emuló al del álbum que están promocionando, desde “Resaca de Carnaval” hasta “Al tercer día (Resucítame)”, todas hechas a una velocidad y una intensidad ideal para ser cantadas con una minita en los hombros. El quiebre anímico se dio con “Festejar”, un rockito hecho y derecho con buenos vientos que en la versión de estudio cuenta con la participación de Pity Álvarez, a quién Beto Olguín (voz) recordó afectuosamente. Luego el cantante presentó a Pablo Guerra (ex integrante de Los Caballeros de la Quema) que aportó la cuota justa de vehemencia con su guitarra. La gente, en ese preciso momento, despertó de su letargo.

“¿Nos van a dejar tocar temas de otros discos?”, preguntó Olguín a su público ante de hacer la sombría “Halcón peregrino”. Luego Nahuel Amarilla, cantante de La Perra Que Los Parió, y el guitarrista de La Sonora Insurgente Marcos Rodríguez subieron al escenario para interpretar “Hablando solo”. “Hace tiempo que queríamos homenajear a Luis Alberto Spinetta”, dijo Olguín antes de invitar a Claudia Puyó (ex corista de Fito Páez), quien se hizo cargo de poner la voz –y el alma– a una versión exquisita de “Despiértate nena”, de Pescado Rabioso.

Las canciones nuevas fueron, sin exagerar, muy bien recibidas por el público. Y es que “Chica de mar”, una proto-cumbia, “Cien de pulso”, un rocanrol zeppeliano, o la tanguera “La Cañada” son defendidas-ejecutadas de gran manera en el vivo. “A callejear”, un clásico de Los Pérez, fue utilizada por Olguín para celebrar “que los músicos de Callejeros ya se encuentran con sus seres queridos”. Rozando el final de la lista, Puyó fue nuevamente convocada para interpretar “El Fantasma de Canterville”, una de Charly García.

El cierre de la noche, como no podía ser de otra manera, fue al palo. En “Miro” el cantante aprovechó para ir a poguear con su gente. Con “Sigue la noche”, canción que suena más contundente en directo que en la versión de estudio, la consigna era clara desde el título, algo que reafirmaron en “Todo eso que nos queda”. “Cuéntenselo a sus amigos”, sugirió Olguín antes de atravesar el telón y dar por concluido el recital.

TODAS LAS FOTOS