Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

The Mission

El jardín de las delicias

Cronista: Fernando Canales | Fotos: Alan Guex

17 de Agosto, 2014

El jardín de las delicias

El grupo originario de Leeds pasó por el Teatro Vorterix en el marco de la gira de su nuevo disco The Brightest light con un show lleno de condimentos.

A principios de los 80, el punk empezaba a perder terreno, el "no future" comenzaba a teñirse de oscuridad, y grupos como Siouxsie & the Banshees, The Cure, Bauhaus  y Sisters of  Mercy ya hacían de las suyas. De este último, se desprendieron Wayne Hussey (voces, guitarra) y Craig Adams (bajo), quienes crearon The Mission, agrupación que ya cuenta con doce discos, y más de veinticinco años en la carretera, bajo un camino de opacidad.

El cuarteto inglés regresaba a la Argentina con tres cuartos de su formación original, con Simon Hinkler en guitarra líder, y, reemplazando en la batería a Mick Brown, el joven Mike Kelly, quien se encarga de la intro de "Black Cat Bone" de su nueva placa, para encender la llama de la buena cantidad de público que se acercó en un pre-feriado, a ver una banda de culto.

Adams se enfrenta cara a cara con su equipo Ampeg, le saca sólo diez centímentros, pero le pega y pega buscando su sonido ideal; Hussey se contornea mientras ejecuta "Beyond the Pale", tema extraído del disco Children(1988), producido por el arma secreta de Led Zeppelin, su bajista John Paul Jones.

El místico y sombrío andar de The Mission tiene varios componentes que forman su estilo. La grave e hipnótica voz de Hussey, la capacidad de Hinkler de poder hacer sonar su guitarra como un teclado generando climas; las potentes líneas de bajo de Adams, y la energía rejuvenecedora de Kelly tras los parches, dándole un vigor y una contundencia inéditas.

El gran sonido logrado por los de Leeds es acompañado tema por tema por una botella de vino; pasan "Serpent's Kiss", "Naked and Savage", y no antes de un piquito con Adams, Hussey charla con su público (algo frío): "Si vendemos pocas entradas, nos dan un vino malo, si vendemos muchas, uno bueno, les pregunto ¿este es bueno?, es un Latitud 33º", algunos se rien, otros contestan vestidos de sommeliers.

Obviamente suenan los hits "Garden of Delight", "Severina", "Wastedland" (con ese sonido tan influenciado por la guitarra de Billy Duffy de The Cult) y "Like a Hurricane", cover de Neil Young -Señor D.G. tráigalo a la Argentina por favor-,  y así, la gente sale de su letargo.

Para cerrar los bises, "Like a Child Again" con una versión más íntima de Hussey sólo con su viola (con 11 cuerdas porque rompió una), la salvaje "Deliverance", y el final con una sacada zapada sobre "Tower of Strenght".

Festejamos que bandas de culto como The Mission vuelvan a nuestro país, y deseamos que su carrera continue sembrando su lúgubre sonido...

TODAS LAS FOTOS