Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Juanse

Clásico rockero

Cronista: Augusto Fiamengo | Fotos: Jose Fuño

22 de Agosto, 2014

Clásico rockero

Juanse, ex líder de Ratones Paranoicos, se presentó en el Teatro Vorterix en el marco de su gira titulada “Sigo rodando”. El músico repasó los grandes éxitos de su antigua banda, junto a canciones de su etapa solista y clásicos de The Rolling Stones. Facundo Soto, cantante de Guasones, fue el invitado de la noche.

 

“Los que están muy ‘dados vuelta’, tienen otras bandas para ir a oír”. La frase de Juanse, en el tramo final del show, podría sonar extraña a quien se haya quedado con la imagen y el discurso de aquel músico habituado a los desbordes –sobre todo arriba del escenario- de otras épocas. Y es lo único que podría sorprender del concierto ofrecido en el Teatro Vorterix, ya que más allá del confeso camino de búsqueda espiritual iniciado en los últimos años por el ex líder de Ratones Paranoicos, su energía rockera permanece intacta como en los viejos tiempos y se nutre de experiencia con el paso del tiempo.

Ante un público numeroso, en el que predominan como siempre las remeras de The Rolling Stones y Ratones Paranoicos, Juanse elige comenzar el show con dos canciones de sus pasos como solista: “Energía” y “Clásico rockero”, ésta última perteneciente a su último trabajo, Rock es amor igual, de 2013. La temperatura del lugar se eleva súbitamente con “Rock del pedazo”, al cual sigue una seguidilla de clásicos del repertorio paranoico: “Líder”, “Enlace” y el ambiente de cabaret de “Damas negras”. Las guitarras sucias de Juanse y Pedi (ex Jóvenes Pordioseros) toman la posta del asunto e intercalan funciones de rítmica y solista, acompañados por la enérgica base que conforman Gaby Pérez en batería y Ponch (ex La 25) en bajo.

El punto musical más alto de la noche llega de la mano de “La nave”, tema incluido en “Fieras Lunáticas”, álbum de Ratones Paranoicos. Juanse y Pedi se sacan chispas sobre el escenario, y el in crescendo de este funk rock cosecha 1992 le permite desarrollar al protagonista estelar de la noche sus dotes de arengador de masas, con aplausos y gestos desafiantes al borde del escenario, incitando al público a entregarse todavía más. El infaltable homenaje a los Stones se hace presente con “(I can´t get no) Satisfaction”, que comienza prolijo y se desaliña sobre el final, y “Tumblice dice”, un clásico de comienzos de los ‘70 que Juanse versionó en castellano con interesantes resultados bajo el título “Tirando dados”.

“Vamos a cantar todos una canción muy vieja, para los niños que están aquí adelante y no la conocen”, ironiza Juanse, y los primeros acordes del “Rock del gato” ponen a todo Vorterix a entonar a grito pelado el “himno” paranoico. De allí en más, continúa la catarata de rock and roll desenfrenado, con una versión en plan punk de “Cowboy”, a la que siguen “Estrella”, “Juana de Arco” y “Ya morí”. “Les voy a presentar a un gran artista y amigo, que siempre venía a los shows, y ahora me pone muy contento que tenga una impresionante carrera”; con estas palabras Juanse introduce a Facundo Soto, cantante de Guasones, quien se luce en “Rainbow”, compartiendo micrófono con uno de sus referentes locales en materia de rock.

Los bises no se hacen esperar, con “Colocado” y “No llores”. Con su ya clásico “¡Viva el rock and roll! ¡Viva la Argentina!”, Juanse se despido de su público, quien entona como en diversos pasajes de la noche un cántico que comenzó a rugir allá por 1994: “Mire qué locura / Mire qué emoción/ Esta noche toca Juanse / Y el año que viene tocan los Stones…”. La noche del músico local acaba de concluir. Y a los Stones… A continuar esperándolos.

“Es nuestra celebración. Aquí, es nuestra ceremonia”. Con estas pocas palabras, Juanse definió en los tramos iniciales del show en el Teatro Vorterix el clima que se respiró hasta el final del concierto. Con un repertorio de veintidós canciones, en el que el músico priorizó ampliamente su historia con Ratones Paranoicos, el concierto dejó más que satisfechos a los feligreses que fueron a entregarse a ese rock and roll sanguíneo y trepidante que Juanse supo forjar durante casi treinta años y que convirtió en marca registrada. ¿Volverá a reunir a Ratones Paranoicos, o definitivamente será cosa del pasado? ¿Teloneará a los Stones como en 1995? ¿Cuándo editará un nuevo trabajo? El músico apuesta más que nunca a un presente en el que “sigue girando”. El destino se encargará de “tirar sus dados”.

TODAS LAS FOTOS