Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Expulsados

Misión: Expulsar Expulsados

Cronista: Gentileza: Jose Alberto Ferrentino | Fotos: Beto Landoni

06 de Noviembre, 2005

Misión: Expulsar Expulsados

Expulsados, presentó su disco “Cuarto para espectros” en poco más de dos horas de recital. Los chicos de la zona sur de Buenos Aires se mostraron por primera vez en Capital federal en lo que va del año.

Una pequeña cola aguardando para ingresar al Teatro de Álvarez Thomas y Federico Lacroze, era un indicio poco satisfactorio para la tarde seis del mes once. Con unas 400 personas, la banda de punk “Sin fronteras” fue durante cuarenta minutos el soporte musical de Expulsados, ofrecieron poco a nivel instrumental, pero un gran desenvolvimiento arriba de las tablas.

La gente sentada en el suelo del lugar aparentaba poco entusiasmo por recibir a Expulsados, hasta que la banda los sorprendió con su aparición. Claro, las luces no demostraban un gran cambio de escenografía, es por eso que el recital tardó unos treinta segundos en tomar forma punk..

Nueve y media de las noche y con la sala semi vacía Ariel, Bonzo, Sebastián y Marcelo (integrantes del grupo) salieron a escena con el tema que da inicio a su último trabajo discográfico “Cuarto para espectros” vestidos (sobre todo el cantante) al estilo Ramones.

Durante una hora, tocaron cortes de sus dstintos discos - como son: “Expulsados”, “Carretera Nocturna” y “24hs. en el cine” – denotando poco cambio en el ritmo musical debido a su hegemónica cultura punk. Pese a este detalle, ofrecieron un amplio recital (refiriéndome al término amplio por distintos conceptos, tales como: la poca concurrencia de personas y la gran cantidad de tiempo que tocaron ) sin sorpresas para el público, pero idolatrando a su música...la que los identifica.

El público “expulsado” tiene varios puntos contradictorios. En primer lugar son escasos, pero altamente identificados con la banda, ya que hicieron sentir su apoyo en varios pasajes del recital con cánticos al ritmo de “Expulsados...es un sentimiento, no puedo parar” o “Pan y vino, pan y vino, pan y vino pan y vino... el que no grita expulsados para que carajo vino”. El pogo fue un factor infaltable en este evento, llevándose consigo distintos tipos de crestas e incluso alguna que otra tacha.También se los vio bastante dispersos dentro del nuevo antro musical.

En el ala izquierda las mujeres (muy bellas por cierto) y en todo el resto del lugar los hombres, los únicos e inigualables hombres mezcla hardcore y punk. Esos que escupen, golpean e incluso pisan la cabeza haciendo mosh. Digamos: ningunos nenes de mamá.

Un hecho que tuvo una altísima trascendencia durante todo el concierto fue sin duda los movimiento espásticos que esbozaba “Ariel Expulsado”...el bajista. Estuvo inquieto durante todo el recital, saltando, bailando, haciendo los coros y dando inicio a los diversos temas de la banda al ritmo del “un, dos, tres...va!”.(¿Que le han puesto a la botella de agua?). Si, agua, fue lo que estuvo tomando mientras se mantuvo en escena.

Luego de un receso de aproximadamente diez minutos, volvieron a las tablas con el tema “Sombras chinas”, y finalizaron su recital alrededor de la media noche interpretando el tema “Vamos!”.

Los muchachos del sur de Buenos Aires tienen una trayectoria de diez años arriba del escenario. Hecho que se ve plasmado en su seguridad personal pero no en el avance musical. Si bien el punk no brinda una amplia melodía, ni juego de acordes creo que los que estos chicos hacen está delimitado o encasillado a un corto repertorio musical. Pese a ello, se los vio muy seguros en su primera presentación durante este año en Capital federal.
TODAS LAS FOTOS