Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Caverna

El rock es compromiso

Cronista: Lucas González | Fotos: Gentileza prensa

05 de Septiembre, 2014

El rock es compromiso

La Caverna presentó Posguerra, su cuarto disco de estudio, en San Telmo.

Corrían los primeros días de junio y La Caverna anunciaba en su cuenta de Facebook que su nuevo disco se titularía Posguerra. Días más tarde, la banda fue invitada por Salta La Banca para abrir el show que dieron en Colegiales. Allí, los platenses aprovecharon la ocasión para comunicar la presentación oficial del cuarto álbum para el primer viernes de septiembre. Meses después, la tan ansiada fecha llegó. Y ni el cielo encapotado intimidó a cientos de personas que se acercaron a La Trastienda.

Así fue que pasadas las 23, la banda encabezada por el cantante Diego Fauci salió al escenario e inició la noche con “Hombre de humo”, una de las nuevas en donde se luce, como en sucedería en reiteradas ocasiones, el guitarrista Fabián Ferrari, recientemente incorporado. “Que me mate el rock” le dio la bienvenida a los vientos, factor vital en la sonoridad del grupo, a cargo del saxofonista Juan Manuel Candau y el trompetista Gastón Peñalva. 

“Vales de besos retornables”, primer corte de Posguerra, llegó de manera temprana, mostrando una exquisita interpretación de Fauci. ”Bienvenidos a la Caverna”, exclamó el vocalista invitando a su público a ser partícipe del viaje rítmico y onírico que ellos proponen. Los fundamentos se materializaron en canciones como la contestataria “Culpables de no morir”, impulsada desde el bajo de Nicolás “Tierra” Nieto, o el reggae cansino de “Bicho de pasto”.

“Resolana”, otra de las que debutaron, mostró que con aires de funky tiene, ineludiblemente, destino de corte. ”Me preocupa la velocidad con la que avanza la lista”, manifestó un exultante Fauci para luego dar paso a una versión intimista de “Destino prematuro”, en donde Facundo Ferreyra se encargó de aportarle una dosis de lisergia desde el teclado. 

Promediando el show la emoción se concentró en un hecho, o mejor dicho, en una canción: “Cinco horas”, compuesta para Guido Carloto, el nieto de Estela y primo de Juano Falcone, baterista del grupo. “Hasta que se extinga el sol vamos a seguir buscando a los pibes”, sentenció el cantante, reafirmando el compromiso que la banda expresa desde su arte y sus actos.

Con un saxo ricotero “De a poquito” provocó uno de los pocos pogos de la noche, seguida de “Por el nombre del rock”, dedicada a Callejeros y a los pibes que mató la corrupción. El cierre contó con la aparición estelar del vocalista Santiago Aysine, provocando el delirio de las señoritas, para hacer “Ese o ese”, canción que indefectiblemente recuerda a Pato Fotanet, quien colabora en la versión de estudio. “Vamos hacer un gran quilombo para dedicárselo a Gustavo Cerati”, fueron las palabras de Fauci antes de interpretar “Cuatro de copas”. La noche no podía concluir sin una referencia al ex cantante de Soda Stereo.  

La Caverna es una banda que experimenta, busca, se mueve. Parece difícil etiquetarla, pero es fácil sentirla, empaparse de la emotividad que transmite y quedar cautivo, tanto de las letras de Juano como de la inquietante voz de Fauci. A la Caverna se ingresa y difícilmente se pueda salir.

Fotos: Nacho Boullosa

TODAS LAS FOTOS