Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

La Buenos Ayres Blues Band

Blues con sabor a sur de la ciudad

Cronista: Redaccion El Bondi | Fotos: Anabella Reggiani

18 de Septiembre, 2014

Blues con sabor a sur de la ciudad

La Buenos Ayres Blues Band festejó sus quince años de trayectoria el jueves 18 de septiembre en La Trastienda, en un clima de amigos, familia y baile, donde sonaron clásicos y adelantos de su próximo disco.

Ya desde sus primeras cuatro canciones -"KO técnico", "$13", "Desengaño" y "Vení Mañana"-, La Buenos Ayres Blues Bland dejó en claro que el blues es divertido y desenfadado, lejos de los campos de algodón del sur de Estados Unidos, y bien cerca de la alegría rioplatense. Vestidos para la ocasión con saco, camisa y tiradores, en los veintidós temas que compusieron la lista, los cumpleañeros pasearon a su público por una gran variedad de ritmos, como blues, jazz, country, funk y rock n’ roll. 

“Durante tanto tiempo de hermandad, de ruta, de camino, la música significa disfrutar, simpáticamente, irresponsablemente, pero también trascendentemente”, explicó Maxi Hermosilla, cantante, guitarrista y frontman de la banda, al público que se acercó hasta San Telmo para festejar sus primeros quince años.

Si bien el grupo logra encantar en canciones como "La Piedra", sutil y nocturna donde se destaca la armónica soñadora de Federico Rodríguez, o en "Cielo", bellísimo blues en clave de soul interpretado por el tecladista Mariano Di Lernia, el fuerte de La Buenos Ayres es poner a bailar a su público con temas como "Te invito", "Salime" y "Tristemente".

En "Cazador", "El Gitano" y "Disfrutar", los anticipos del tercer disco, el grupo adelanta más rock y gipsy jazz, plenos de bronce y viento a cargo de los saxofonistas Matías Mazzuco y Mauro Rodríguez.

A lo largo de las dos horas de recital, la labor del histriónico Julián Márquez en bajo y Alejandro Moore en batería y percusión es precisa, ajustada y contundente, algo fundamental para estos estilos clásicos.

Habiendo cumplido con su público, que hasta les cantó el feliz cumpleaños, La Buenos Ayres se despidió con sus clásicos "No Sabes", "Todo Vuelve", y "Desocupado", para cerrar una fiesta plena de rock n’ blues, dedicado desde sus letras al barrio, al pucho, a los desamores, a los tragos, al bar y a los amigos.

Si bien es difícil imaginarse un estadio colmado de adolecentes gritando eufóricos su nombre, La Buenos Ayres Blues Band ofrece un espectáculo impecable para quienes sepan apreciar los géneros que dieron génesis al rock que hoy amamos.

TxT: Nahuel Pérez

TODAS LAS FOTOS