Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Patricia Sosa

Una guerrera de la paz

Cronista: Lucas González | Fotos: Barbara Sardi

19 de Septiembre, 2014

Una guerrera de la paz

Acompañada por un público que celebró cada una de las canciones como si fuera la última, aplaudiendo y ovacionando de pie, Patricia Sosa presentó en el ND Teatro parte de su extenso repertorio.

“Todo parece imposible hasta que se hace”, recitó en off Patricia Sosa mientras su banda se incorporaba en el escenario el viernes por la noche. La cita pertenece al fallecido Nelson Mandela y fue utilizada por la cantante para abrir el primero de sus tres recitales en el ND Teatro. Al salir, imponente y espléndida, como si el tiempo no hubiera pasado, como si el tiempo hubiera jugado a su favor, fue recibida por una marejada de ovaciones.

Las primeras canciones de la lista fueron un pantallazo de su carrera solista: “Salva lo que queda”, de Suave y Profundo (1994), “Todo empieza otra vez”, de Toda (2004) y “A tu lado voy”, el nuevo single que está promocionando. “Estoy muy contenta de estar aquí”, afirmó Patricia y luego de observar a su público agregó que “la magia de la música une generaciones y eso es una bendición”. Seguido, le pidió a los presentes que se abracen con la persona que tengan al lado. De esa manera dio por iniciado el bloque “romanticón”, como lo definió, e interpretó de un tirón “No será”, de Roberto Carlos, “Moscú”, de La Torre, banda que lideraba en los ’80, y “Las palabras duelen”, de su primer disco como solista.

El único invitado de la jornada se presentó temprano y fue el comediante Jey Mammón, y a dúo con Patricia hicieron “Sabrás, sabrás”, del disco Luz de mi vida (1992). Luego, alumbrada apenas por un reflector y ante la pasividad del público, narró “El mundo”, texto incluido en “El libro de los abrazos”, del escritor Eduardo Galeano. A continuación, sus coristas, Sofía Sobral y Marta Mediavilla, cantaron la enternecedora “Luces”.

Si bien en el transcurso de la lista hubo canciones que tuvieron a su guitarrista como protagonista, léase “No me vencerán jamás” o “Estamos en acción“, otra de su ex grupo, promediando el show se apreció el origen rockero de la vocalista, ya que hizo una tríada que provocó el agite de sus seguidores: “Libertad”, “Solo quiero rock and roll” y “Mi vieja”, clasicazo de Pappo. Para ese entonces, ya no había nadie sentado. 

El final, como no podía ni debía ser de otra manera, estuvo colmado de emociones, todas potenciadas desde su eximia entonación. Primero “Vientos del este”, aquel tema que Patricia definió como su favorito, luego vendría “Bendigo”, dedicado a un seguidor suyo, el cual falleció hace un par de años, y después la emblemática “Aprender a volar”. 

Antes de despedirse de manera definitiva, Patricia Sosa se tomó un momento para reflexionar sobre la vida y cantó un fragmento de “A tu lado voy”, como un mantra, para que no quede ninguna duda sobre su mensaje: “Aunque no puedas verme, aquí estaré. Con mi voz y mis sueños te seguiré”.

TODAS LAS FOTOS