Revista El Bondi - 15 AÑOS DE ROCK
Seguinos en

Russian Red

Gringa castellana

Cronista: Gentileza: Sebastián Barrera | Fotos: Jose Fuño

07 de Octubre, 2014

Gringa castellana

Russian Red se presentó en Niceto para mostrarnos que en España, aunque sea en inglés, la pueden pegar con el pop.

Russian Red es Lourdes González, una madrileña hermosa de 29 años que si hubiera nacido en Hoboken, New Jersey, sería la próxima Feist o Kate Nash. Pero la vida la parió en España y sus discos la obligaron a cantar en inglés. Podría hacernos un poco de ruido como cuando nos enteramos que los Notwist en realidad son alemanes, los M83 y Phoenix franceses, o José González, que además de sueco, sus padres son argentinos.

Todos les esquivaron a su idioma y tan mal no les fue, porque al igual que con el cine, los norteamericanos no escuchan nada que no tenga su idioma y ahí es dónde europeos, latinos y africanos ven luz y entran al sistema. Al año los tenés vendiendo miles de discos a un público que ni siquiera sabe que no son como ellos.

Russian Red acaba de lanzar su tercer disco Agent Cooper, que no se deja seducir por nuevos sonidos y continúa con la fórmula que por el momento le viene saliendo bien: canciones pop con estribillos fuertes que se mejoran con las escuchas gracias a una voz potente que de española no tiene nada y que sobresale por sus cambios de matices que guian el ritmo de todas sus canciones.

A pesar de tener ya tres discos, Lourdes opta por una lista corta de quince canciones que apenas llegan a la hora y minutos de show. Flojo para quienes pagaron los 230 pesos de entrada y genial para todo el resto que no necesita una maratón de tres de bises y unamásynojodemosmàs un martes cualquiera. De todas formas, quince es la nada aunque haya ido a lo seguro con "Cigarettes", "Everyday Everynight", o "I Hate You But I Love You". Quince con convers incluídos de "All My Little Words" de los Magnetic Fields, y "Bitch" de Meredith Brooks, para terminar de confirmar el cliché que las chicas que hacen música sólo escuchan a otras chicas que hacen música, y recordar los noventas de Alanis Morissette, Jewel, Natalie Imbruglia, Sheryl Crow y todas ellas que desfilaron sus hits en esos buenísimos diez años de gloria. Claro que Kate Bush, PJ Harvey, o Neko Case sirvieron de cuna para mejorar una base obligada de vuelos y experimentación que también presenta Russian Red, detrás de tanto pop diabético que obliga el género.

Lourdes cantaba en inglés pero agradecía en español, y todo era 2045 donde los recitales son así, con bandas de afuera cantando en el idioma que se les cante pero a la hora de decirnos que somos los mejores sus palabras sean en castellano perfecto y todos aplaudimo con causa. La madrileña se sorprendía de la asistencia y de algun que otro estribillo coreado, sin entender que la cosa está acá, en Buenos Aires, donde todos vienen y se les asegura una Trastienda o un Niceto y el mejor bife chorizo que van a comer en sus vidas.

El tercer disco dominó el show, con "Casper", "Neruda" y "William", por citar tres de los seis de la noche, de un disco que debería ser el que la aleje de los horarios con sol en la infinidad de festivales en los que participa por año. Russian Red tiene todos los detalles necesarios para pegarla y estar en el Spotify de todos y todas. El martes, a nueve mil kilómetros de donde la quiere pegar, llenó un lugar y confirmó su crecimiento obvio gracias a una voz hermosa y melodías con el sentimiento justo para no pecar de obvias.
TODAS LAS FOTOS